Tipos de Cheques

Los cheques son una forma de pago que se realiza mediante unos documentos contables, con los que se otorga el derecho a una persona o entidad económica (empresa o institución por ejemplo), para cobrar la cantidad económica que está marcada en el mismo y que ha sido aprobada para tal fin, por quien emite y firma el cheque, entendiéndose de esto que se tomará la cantidad referida en el documento (cheque), tomándola de la cuenta del “ liberador” (que es como se denomina quién expide el cheque), en favor del tenedor o beneficiario (quien recibe el beneficio económico-monetario que representa el cheque), tomándose el dinero de la cuenta de cheques que posee el emitente del cheque en un banco. Es un medio de pago que sirve para evitar realizar pagos en efectivo, en los casos en que las cantidades son muy elevadas y/o cuando no se dispone de efectivo para realizar el mencionado pago, teniendo que existir “fondos” suficientes en la cuenta de quien expide y firma el cheque, para cubrir la cantidad estipulada en el cheque.

Con los cheques (que son títulos de pago), una persona o empresa le indica a un banco o institución financiera a que le pague a un tercero, (persona, empresa, institución, etc.), un determinado monto de dinero, mismo que corresponderá a la cantidad estipulada en el cheque, y que se descontará del dinero que posea el otorgante del cheque, en la cuenta de cheques que el otorgante ya posee con la institución financiera, (sirviendo el banco como un intermediario en cuanto al pago en efectivo entre el cuentabiente de la cuenta de cheques que otorga el cheque, y el beneficiario del cheque).

Cheque en blanco y pluma

Los cheques son documentos con los que se pueden pagar y cobrar cantidades económicas, supliendo el manejo de dinero en efectivo.

El cheque es un documento que estando amparado ante la ley le confiere a su legítimo tenedor el ser acreedor del librador del cheque. También es un documento que permite que el beneficiario o acreedor, posea la capacidad de actuar judicialmente en contra de quien haya expedido el cheque, si se da el caso de que no se pague la cantidad estipulada en el mismo.

Principales tipos de cheques:

Cheques al portador.- Los cheques al portador son aquellos que no tienen indicado el nombre del beneficiario (ya sea este una persona o el nombre del representante de una empresa o institución a la que se beneficie con el cheque), por lo que pueden ser cobrados en el banco por la persona que lo esté portando en el preciso momento de ser cobrado.

Cheques a la orden.- Los cheques a la orden son cheques que solo pueden ser cobrados por el beneficiario al cual fue hecho dicho cheque, el cual se especifica en el documento, es decir, será pagadero a quien aparezca como su legítimo tenedor, (beneficiario).

Cheque conformado.- Los cheques conformados son aquellos que poseen una cláusula de conformidad en el reverso. Gracias a dicha cláusula, el banco deja constancia de que existe saldo suficiente en la cuenta de la chequera, reteniendo dicho saldo para abonarlos al cheque que se presenta al banco para ser cobrado. Con estos cheques el banco retiene los fondos de la cuenta correspondientes al monto del cheque, no pudiéndose disponer de tal dinero para otros fines, (sólo para saldar dicho cheque).

Cheques cruzados.- Estos cheques poseen en el dorso dos líneas rectas paralelas y una diagonal, en donde puede detallarse la entidad bancaria en la cual se podrá cambiar en efectivo, en el caso de que el beneficiario del cheque sea cliente de la propia entidad financiera, en caso de que no sea así, el cobro se realizará mediante e ingreso a cuenta.

Cheque bancario.- En estos cheques el banco actúa ya no sólo como “librado”, sino también como liberador emitiendo la entidad bancaria el propio cheque, obligándose a sí misma frente al beneficiario del cheque a pagarle la cantidad designada en el mismo, estos cheques se realizan a petición del cliente del banco que habría actuado como “liberador”.

Cheque de ventanilla.- Son cheques emitidos por el cliente de un banco que no posee una cuenta corriente en dicho banco, pero sí posee dinero depositado en dicho banco, por lo que a la hora de realizar una transferencia, debe de “comprarle” un cheque al banco, lo que el banco hace a cambio de una comisión para realizar el pago.

Cheque de viajero.- Este tipo de cheque es el que se expide para evitar la circulación de dinero en efectivo, emitiéndose en moneda nacional o extranjera siendo firmado a la hora de ser cobrado. Es decir, se canjean por dinero en efectivo en otro país y al mismo tiempo se usan como medio de pago.

Cheques de pago diferido.- Estos son aquellos que funcionan como una orden de pago que efectúa el banco en favor del beneficiario del cheque, pero que no pueden ser cobrados de inmediato, sino entre un día y trecientos sesenta días corridos a partir de su emisión, es decir no se pueden cobrar el mismo día de su emisión, sino después de cierto tiempo, (esto suele suceder para dar tiempo para que la cuenta de cheques tenga fondos suficientes para cubrir el adeudo contraído con el cheque en cuestión).

Cheque certificado.- Es aquel en donde el banco certifica que el cheque posea fondos suficientes para poder ser cobrado debidamente, reservando dichos fondos para su cobro efectivo.

Cheque de caja.- Son aquellos que son expedidos por una entidad de crédito y que sólo pueden ser pagados dentro de las propias sucursales de la institución financiera o bancaria.

ESCRIBE UN COMENTARIO