Tipos de clonación

El concepto de clonación se define como un proceso que tiene como objetivo principal, poder reproducir exactamente varias células que forman parte de un organismo; en donde independientemente de las implicaciones bioéticas, está teniendo mucho auge en los últimos años.

La manera en que de manera artificial se puede conseguir la duplicación de una célula es a través de la manipulación del propio ADN del ser vivo implicado en el procedimiento. También es importante señalar que se pueden conseguir un evento de clonación de manera natural como un evento propio de la naturaleza misma.

Hablando del proceso en específico de la clonación artificial, tiene como materia prima a la molécula que se quiere “duplicar”, es decir, clonar. Sólo así, con esa información genética que provee el ADN y la molécula como materia de manipulación artificial es que se puede dar la clonación.

Es importante tener en cuenta que en el tema de la información que nos da la molécula y las implicaciones en el procedimiento, es fácil entender que el proceso de clonación es de carácter “asexual”, es decir, no existe un proceso de reproducción, más bien, un agente externo (el propio ser humano), manipula y estimula la reproducción de manera artificial.

El paso inicial para que se pueda llevar a cabo la etapa de clonación es a partir de la molécula que se quiere duplicar, tomando de ella los núcleos de la misma para implantarlas en un procedimiento que la ciencia ha podido establecer garantizando el éxito mismo de la clonación. Y para que exista mayor probabilidad de éxito, es necesario que esos núcleos tengan una riqueza en las propiedades genéticas que deberán trasmitirse en los nuevos productos.

Dentro del mundo biológico celular, existen dos tipos de seres vivos, los unicelulares y multicelulares. En ambos casos es posible realizar la clonación aunque en ello intervendrán procedimientos diferentes.

En el caso de los organismos vivos unicelulares, es una tarea más sencilla que en los multicelulares. En este caso, para poder llevar a cabo ese procedimiento de clonación, sólo basta con que se obtengan de manera correcta las unidades celulares y se introduzcan en el proceso de duplicación. En este caso tenemos como ejemplo a las levaduras y varios tipos de bacterias susceptibles a esta operación.

En el caso de los organismos multicelulares, este proceso resulta un poco más complejo. En primera instancia, porque aquí tiene un factor relevante en la posibilidad de éxito, el ambiente externo. Para eso, en la actualidad están empleando y mejorando de manera continua lo que se conoce como “aros de clonación” o cilindros; que son agentes aislantes y de condicionamiento idóneo del ambiente requerido por las células.

Tipos de clonación Celular

Clonación celular

Hablando estrictamente de la técnica que se emplea para llevar a cabo una clonación, la misma se ejecuta en agrupar los organismos celulares que tengan la capacidad de mutación al cual se le añadirá un agente que ayuda a seleccionar a aquellas células idóneas para continuar con la clonación.

Con lo anterior, lo que se logra es ir formando grupos de células que se les llaman colonias. Con ellas, lo que a continuación se hace, es que se colocarán “aros de polietileno” en cada unidad celular junto con una sustancia llamada enzima tripsina. Una vez concluido esa etapa, a continuación lo que se hace es cambiar de cilindro la materia susceptible de clonación para estimular su desarrollo.

Célula en proceso de clonación

Clonación terapéutica

En este caso, a diferencia del caso anterior, tiene un objetivo muy claro, aquí se usa para ayudar a un proceso terapéutico. Para lograr lo anterior, lo que se hace es tomar de lo que se conoce como células madre del paciente una muestra para someterla al proceso de clonación y con lo obtenido usarlo adecuadamente en el tratamiento que requiere el propio paciente.

Para poder llevar a cabo con éxito este proceso, lo que se hace es que el encargado de esto recoge una “célula somática”, del propio paciente. Una vez logrado eso, se procede a obtener el núcleo con sus cromosomas, que es el agente que tiene la información genética necesaria. El siguiente paso será tener un óvulo que tendrá como requisito obligatorio, el no haber sido fecundado. Lo mismo se hará con este, es decir, se le extraerán los cromosomas y logrado esto se le añadirán el núcleo que anteriormente había sido aislado de la célula somática.

Una vez que se ha concluido la anterior etapa, ahora se hará una estimulación molecular al óvulo y el núcleo para poder “separar” la célula del organismo que ha sido clonado y se obtendrá el embrión que será el elemento que necesita el paciente que se está sometiendo al tratamiento de clonación terapéutica.

Células en proceso de clonación

Clonación reproductiva

Este procedimiento busca como tarea principal, realizar la creación de dos unidades celulares o sujetos con una identidad genética. Para eso, lo que se hará es que una vez obtenido el embrión, este se añadirá en el útero previamente seleccionado y analizado para ver si cumple con las condiciones de reproducción óptima, y monitorear el proceso de reproducción. Como se puede ver, no es necesaria en este caso, una actividad sexual para la reproducción.

Como se señalaba al inicio del texto, en algunas ocasiones ha sido cuestionada la técnica de clonación desde el punto de vista bioético. En esta técnica de clonación reproductiva es donde más se intensifica el debate. Algunos investigadores defienden esta técnica argumentando que permitirá evitar la extinción de algunos seres vivos y otros señalan que esto acarrea modificaciones en la mutación de los seres vivos que pueden ser contraproducentes.

Registro de proceso de clonación

Paraclonación

Lo que se hace en este caso es extraer un núcleo del agente celular de un ser vivo que está en la etapa de madurez biológica. La materia que se obtuvo en ese proceso se inserta en un óvulo, sólo que en este caso no deberá contar con su núcleo. Lo que sucederá es que se obtendrá en un laboratorio un embrión que formará lo que se conoce como “blastocito” para finalmente ser añadido al útero previamente seleccionado.

El objetivo central de este tipo de clonación es la de crear seres iguales, sólo que a diferencia de la clonación reproductiva, aquí se busca que los padres no se parezcan a los hijos que resultan de la paraclonación.



Escribe un comentario en Tipos de clonación