Tipos de conductas

Se le define como conducta a aquel tipo de comportamiento que manifiesta una forma de comportarse de un individuo en diferentes situaciones o escenarios durante el trayecto de su vida. Se ven involucrados en sus acciones tanto factores externos como internos que influyen en el propio ser humano.

En muchas ocasiones, dentro de nuestro lenguaje usamos la palabra comportamiento como una forma más de tratar de definir esa acción como si fuera un sinónimo de conducta. Este empleo se la palabra se da por el hecho de que refiere a las personas que ejecutan una serie de acciones sólo que en este caso, es cuando se ve afectada positiva o negativamente por estímulos externos.

Tipos de conductas

Conducta anormal

Se refiere que una persona manifiesta una conducta de tipo anormal, cuando esta no desarrolla un autocontrol para comportarse de acuerdo al lugar en el que se encuentra y trasgrede ciertas normas precisamente conductuales. Suelen etiquetarse a esas personas como “locas” o “anormales”, precisamente por el hecho de tener conductas extrañas.

Indigente gritando en la calle

Conducta de adaptación

Este tipo de situaciones se presentan cuando la persona en sí, intenta o logra disminuir cualquier tipo de tensión que se pueda presentar en una situación, afrontando o evadiendo precisamente el origen de la tensión.

Niños con uniforme en la escuela

Conductas naturales

Es la forma de actuar de una persona que se rige mediante las necesidades básicas del propio ser humano como son la idea de alimentarse, descansar, ejercitarse y otras necesidades fisiológicas. Se busca con ello tener una vida equilibrada que se refleje en una calidad óptima.

Mujer en bicicleta paseando por el bosque

Conductas fomentadas

Este tipo de conductas se presentan cuando en el individuo, a través de medios externos, es motivado a actuar de determinada forma. No necesariamente está en eso un acto de manipulación, las motivaciones externas pueden ser resultados de una adaptación sociocultural o de crecimiento de la misma persona en una etapa de madurez psicológica principalmente.

Mamá leyendo a sus hijos

Conductas adquiridas

Suelen llamársele también conductas que han sido aprendidas, y son precisamente, aquellas acciones que se adquieren en el día a día, siendo un cumulo de experiencias que determinarán las reacciones del individuo ante determinadas situaciones. De alguna manera está íntimamente relacionada con la conducta de adaptación. Para lograr el objetivo de adquirir nuevas conductas, se vale el ser humano del propio aprendizaje, el lenguaje y la memoria.

Niño escribiendo en su cuaderno

Conducta estereotipada

Este es un tipo de conducta muy particular. Se basa en el escenario de que se presenta un cambio sociocultural en determinada época o por necesidades de aceptación, la mayoría de las veces, se adquieren ciertas conductas específicas. Las mismas corresponderán a ese nuevo tipo de manifestación cultural.

Punk con pelos parados

Conductas instintivas

Tiene como motivación este tipo de conductas reflejadas en determinadas acciones como su origen, los propios instintos del ser humano al que se refiere.  Esos instintos se manifiestan dependiendo de ciertos rasgos o patrones de carga genética predominando de manera general en el aspecto sexual de la persona.

Conducta refleja

Este es un tipo de acción o actitud que desarrolla el ser humano de manera automática en el momento en que precisamente, recibe un estimulo externo que hace que reacciones de tal manera. Normalmente en este tipo de situaciones no existe un control voluntario de sus propios comportamientos, es decir, existe un estímulo y la respuesta inmediata al mismo en acciones.

Reflejo del bebé al sostener un dedo

Conducta agresiva

Predomina en las personas que actúan de esta manera, el dominio de su propio ego. Es decir, el derecho propio es más importante que el derecho de los demás y `por tal razón actúa trasgrediendo reglas con la finalidad última de hacer valer sus propios derechos y/o voluntades. Esto provoca un ambiente de hostilidad y en la mayoría de los casos se manifiesta algún tipo de violencia física.

Características de la conducta agresiva

Al siempre buscar bajo diversas formas, satisfacer de manera egoísta sus propias necesidades, desarrolla en él ciertas características que le permiten tener la posibilidad de lograr su cometido. Entre esta tenemos, por ejemplo, que cuentan con mucha energía y lamentablemente la canalizan de manera negativa hacia acciones de violencia. Les interesa y agrada tener la sensación de poder y sobre todo, de control ante todo tipo de eventos y personas. Por este tipo de reacciones violentas terminan siendo personas que viven de manera solitaria lo que les provoca paradójicamente cierta sensación de inseguridad.
Persona molesta

Conducta pasiva

Se encuentran dentro de este tipo personas que tienen como característica principal, el ser sumisas ante cualquier escenario buscando siempre evitar momentos o situaciones de conflicto. Creen que tienen menos derechos que las demás. Normalmente su autoestima está algo deteriorada o disminuida por diversas razones.

Por tal motivo, las personas que viven bajo este tipo de conducta no tienen una sensación de satisfacción o plenitud, es decir, se sienten vacías o minimizadas expresándolo en el lenguaje corporal a través de sus posturas corporales, es decir, se muestran cabizbajos.

Características de la conducta pasiva

Este tipo de personas tienden a absorber mucha energía de las personas que se encuentran a su alrededor, por eso se les llega a etiquetar como personas tóxicas. Por tal razón, existen personas que independientemente de eso, se aprovechan de su vulnerabilidad para lograr sus propias necesidades. Además, este tipo de personas procuran independientemente de su naturaleza, mostrar sus sentimientos. La mayoría del tiempo no se siente bien consigo mismas, es decir, no están del todo satisfechas consigo mismas. Normalmente con personas con un rasgo de timidez y/o reservadas.
Persona dormida en silla

Conducta asertiva

Esta acción es resultado de la combinación de las conductas pasivas y agresivas. Es decir, es la conducta ideal que busca o debería tener todo ser humano en nuestros días. Sobre todo en este mundo donde la competitividad se da en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida, no sólo en lo laboral o profesional. Estas personas desarrollan la capacidad o habilidad de diálogo y negociación logrando beneficios no sólo para sí mismo si no para todas las partes involucradas.

Características de la conducta asertiva

Suelen ser personas con una seguridad y estabilidad emocional, por tal razón, son personas que están en un estado de tranquilidad. Son ecuánimes en el logro de sus resultados, es decir, reconocen sus aciertos como sus errores pues están siempre abiertos a mejorar. Por eso, busca siempre cumplir con lo que se plantea y busca el beneficio colectivo.



Escribe un comentario en Tipos de conductas