Tipos de conectores gramaticales

Los conectores gramaticales tiene diferentes connotaciones en su definición, en el caso que nos ocupa, se refiere propiamente a la expresión que se emplea para relacionar dos o más palabras con la finalidad de unir una oración dentro de una estructura semántica coherente.

Es decir se pueden unir dos palabras para conformar una oración, esta oración se puede unir con otra para formar párrafos y así sucesivamente. La finalidad última de los conectores gramaticales es unir dos ideas para darle sentido mediante la palabra escrita o expresiones orales, a los pensamientos del ser humano que buscan transmitirse.

En conclusión, el objetivo central es poder establecer las conexiones necesarias dentro de las relaciones de tipo causal, determinar diferencias entre los objetos, así como similitudes y demás funcionamientos que se verán más adelante, con la determinación de dar una coherencia a las ideas.

Hasta aquí no hemos referido a los conectores bajo una perspectiva gramatical. Es importante mencionar al menos otro de los usos que se le dan al término “conector” y este puede ser el siguiente. Se usa bajo el área de conocimiento de los circuitos eléctricos en donde este se usa para unir uno o más dispositivos que permitan distribuir la energía eléctrica. También se usa mucho este término en el área de la informática.

Tipos de conectores en lingüística

Conectores de adición

Este tipo de conector se emplea cuando se requiere en la expresión de la idea escrita u oral, añadir o adicionar partes de un enunciado que permitan ofrecer datos e información nueva al receptor. Es decir, un enunciado de tipo adicional ayudará a seguir con la fluidez dela expresión que se está desarrollando.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “además”, “asimismo”, “incluso”, “encima”, “también”; por mencionar algunos.

Conectores de causa efecto

Este tipo de conector tiene la función particular de permitir que el enunciado pueda desarrollar una consecuencia de la misma en función de otro enunciado, es decir, se genera una causalidad en relación a la idea que se acaba de desarrollar.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “por tanto”, “porque”, “por consiguiente”, “así pues”, “por esta razón”; por mencionar algunos.

Persona con duda

Conectores de tiempo

Este tipo de conectores  propone una función en concreto que es la de darle una simultaneidad o temporalidad al enunciado que se desarrolla, es decir, se le da un valor de tiempo y es uno de los conectores más utilizados en la lengua hispana.
Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “antes”, “más tarde”, “después”, “ahora”, “entonces”; por mencionar algunos.
Reloj de manecillas

Conectores distributivos

Este tipo de conector tiene como función principal, la de unir dos frases procurando mantener una relación entre ellas para no perder la lógica del desarrollo de las ideas, permitiendo precisamente distribuir el desarrollo de dos o más ideas dentro de una misma estructura de texto o expresión oral.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “ya _ ya”, “pronto _ como”, “éstos _ aquellos”, “bien _ o bien”; por mencionar algunos.
Arriba y abajo

Conectores oracionales

Se le define así a aquel tipo de conector que cumple con la función más elemental de unión desde el punto de vista gramatical de dos ideas. Es decir, relaciona dos enunciados de tipo independiente logrando con ello la creación de una oración completa y en consecuencia, de un párrafo y así sucesivamente.

Tipos de conectores oracionales

Conectores simples

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “pero”, “y”, “o”; por mencionar algunos.

Conectores simples

Conectores compuestos

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “a menos que”, “por mucho que”, “y eso que”; por mencionar algunos.

Conectores compuestos

 Conectores discontinuos

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “tan pronto como; por mencionar algunos.

Conectores de contraste

Son aquellos conectores que se usan para crear entre los enunciados, una relación de oposición o contraste entre las ideas expuestas, dándole aun así una coherencia al desarrollo de las propias ideas.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “sin embargo”, “no obstante”, “en cambio”, “ahora bien”, “con todo”; por mencionar algunos.

Conectores de contraste

Conectores de ejemplificación y de explicación

Este tipo de conectores busca darle un esclarecimiento a un concepto que se está desarrollando en el enunciado que le antecede y para lograrlo se vale dela propuesta de una o más formas de ejemplo para explicar dicho concepto.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “mejor dicho”, “o sea”, “es decir”, “por ejemplo”, “pongo por caso”; por mencionar algunos.

Salón de escuela

Conectores disyuntivos

Este tipo de conector busca darle una alternativa al enunciado que se ha empleado para darle continuidad a la idea que se pretende desarrollar. Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “o _ bien”; por mencionar algunos.

Conectores oracionales

Se busca en este tipo de usos de conectores, no alterar la fluidez de la frase sin modificar la independencia de las oraciones. Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “tan pronto como”, “a menos que”, “pero”, “y”, “por mucho que”; por mencionar algunos.

Conectores oracionales

Conectores oracionales coordinantes

Se busca con ellos crear una relación entre aquellas oraciones que por su forma de uso pertenecen a un mismo tipo de categoría y se logra con eso, cierta fluidez en el desarrollo de las ideas.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “aunque”, “sino”, “y”, “pero”, “o”; por mencionar algunos.

Conectores copulativos

Se busca con el uso de este tipo de conectores, unir varias ideas que se van desarrollando y que cumplan con la función de pertenecer a un mismo tipo de categoría lógica. Se usa sobre todo cuando en el desarrollo de las propias ideas, es necesario mencionar varios elementos de manera consecuente procurando que tengan su propia independencia los conceptos desarrollados.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “junto con”, “más”, “ni”, “tanto como”, “además”; por mencionar algunos.

Conectores copulativos

Conectores oracionales subordinantes

El objetivo principal de este tipo de conector es la de unir en una oración principal varios tipos de oraciones subordinadas para que se forme un párrafo coherente.

Conectores adversativos

Con estos conectores se busca en el uso, crear una relación entre la oración con los elementos que la compone junto con las subsecuentes oraciones para darle consenso a una idea general.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “sin embargo”, “por el contrario”, “sino”, “en cambio”, “no obstante”; por mencionar algunos.

Conectores adversativos

Conectores de finalidad

Expresan el objetivo o finalidad que pretende expresar una oración u idea a partir de la manifestación del propósito o acción que se busca desarrollar. Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “para”, “con el fin de”; por mencionar algunos.

Conectores de consecuencia

Se refiere al uso que se da a los conectores para dar a conocer las acciones o hechos que se desprenderán de los anteriormente señalados. Es decir, dan a conocer cuál es la consecuencia de dichas acciones o hechos.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “de modo que”, “por esta razón”, “en consecuencia”, “por consiguiente”; por mencionar algunos.

Conectores de consecuencia

Conectores afirmativos

Se busca con estos dar una afirmación sobre algo que acaba de ocurrir o sucederá de acuerdo a la idea que se está desarrollando, respecto al evento, fenómeno o suceso que se esté tratando.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “ciertamente”, “seguro”, “sin duda”, “por supuesto”, “también”; por mencionar algunos.

Niño optimista

Conectores negativos

Busca el efecto contrario del anterior, es decir, busca generar una negación a la hora de que se desarrolle la consecuencia de un fenómeno, evento o suceso que no ha pasado.

Como ejemplos de este tipo de enunciados tenemos los siguientes casos: “nunca”, “jamás”, “tampoco”, “de ninguna manera”, “no”; por mencionar algunos.



Escribe un comentario en Tipos de conectores gramaticales