Tipos de conocimiento

El concepto de conocimiento, tiene una aplicación muy amplia dependiendo del fenómeno que se trate como objeto de estudio. En términos generales se emplea para determinar un conjunto de información recabada durante un análisis o estudio de determinado planteamiento del problema, que determina un conocimiento nuevo o refuerza  la fundamentación de uno existente.

Entonces, tenemos que nos referimos al conocimiento a la cantidad de información pertinente que está íntimamente relacionada entre sí para darle sustento al objeto de estudio del que se trate.

Así se genera un proceso de conocimiento que parte del hecho inicial de un proceso de observación sensorial que permita la reflexión para su posterior comprensión de dicho objeto de observación para finalizar dándole un argumento racional al mismo.

Desde el punto de vista de la actividad cognitiva de los objetos de estudio por parte de un sujeto determinado, parte de la ciencia filosófica denominada “epistemología”. La misma tiene como antecedente histórico, en los inicios de la filosofía como quehacer reflexivo de y de argumentación científica a partir de Platón.

En ese entonces y hasta la fecha, una de las modalidades de la argumentación y validación de un objeto de estudio con su respectiva verdad conceptual de un conocimiento en específico parte de la idea de si se es razonable la conclusión a la que se llega.

Características del conocimiento

Entre las principales tenemos el hecho de que al partir la verdad o argumentación con validez de una afirmación del objeto de estudio, este representa un conocimiento personal. Otra característica este las conclusiones pueden utilizarse de nuevo en otros fenómenos sin que exista la posibilidad de agotarse toda vez que se le da una reinterpretación a dicho fenómeno a través de la evolución de la interpretación del objeto de estudio desde el punto de vista científico.

El tener conocimiento sobre un fenómeno determinado, permite entre otras cosas, que el individuo pueda tomar decisiones teniendo cierta certeza de las eventualidades que puedan surgir respecto a la situación dada.

Libro abierto

Tipos de conocimientos

Conocimiento científico

Este tipo de conocimiento tiene como características principales el de seguir un orden lógico, requiere ser muy organizado, las interpretaciones del fenómeno de estudio en cuestión debe ser lo más neutral y objetivo posible, dentro de su estructuración argumentativa debe ser demostrable y por tal razón debe permitir definir la naturaleza de la realidad que se estudia.

El conocimiento científico entonces, es un conjunto de información que se desarrolla de manera ordenada y sistemática, en donde la información se obtiene a través de la retroalimentación de otros datos informativos, la observación, experimentación y aplicación de ciertas metodologías de estudio según corresponda el caso.

Científico realizando pruebas

Conocimiento empírico

Este tipo de conocimiento se desarrolla desde el objeto de estudio partiendo de las experiencias que haya tenido el sujeto que observa esa realidad determinada, a partir de la observación directa de dicho fenómeno. Se puede argumentar que es el resultado de aquella interpretación de una realidad sin mediar en ello un rigor o método científico.

Así que la información que se obtiene es a través de las experiencias personales, la repetición de dichos fenómenos y la indagación de carácter subjetivo en el planteamiento de las respuestas. Y dependen las interpretaciones de las vivencias que el sujeto haya tenido en relación a tal fenómeno de estudio y su interpretación parte de los sentidos que aplique.

Ojos de un niño observando

Conocimiento intuitivo

Este tipo de conocimiento se aplica de manera recurrente en la cotidianidad, toda vez que desarrolla en el ser humano la capacidad de respuesta inmediata ante fenómenos o toma de decisiones que tenga que realizar en su momento. Las respuestas que se tengan partirán del hecho de las vivencias y/o experiencias que haya tenido el propio sujeto. Lo que hará es vincular el hecho en cuestión con eventos pasados de carácter similar para tratar de deducir la posible respuesta del hecho que se trata en el momento.

Esto permitirá dar solución inmediata a problemas a resolver, sortear obstáculos y comportarse a la altura ante eventos inusuales. Para ello no se requiere tener un previo razonamiento pues se vale únicamente de las conductas que surgen de las propias experiencias personales.

Niña oliendo una flor de color blanca

Conocimiento filosófico

Tiene como eje central en su actividad, el poder describir las razones del para qué se dan esos fenómenos en vez del cómo, en donde la ciencia juega un papel importante. Al centrarse en el para qué de los fenómenos, tiene la obligación de dar una explicación general y concluyente de los fenómenos que abarca en su quehacer reflexivo.

Buda en fondo amarillo

Conocimiento teológico

Este tipo de conocimiento se basa en la justificación de las deidades como necesidad humana de contar con un poder superior que le dé sentido tanto a la vida como a la muerte desde el punto de vista existencial. La fe teológica es la base de su argumentación y justificación institucional. Es decir, es a través de la aceptación de una verdad aun cuando esta no se pueda demostrar científicamente, misma que no se busca pues es una verdad de carácter divino y no se cuestiona al ser admitida como un dogma religioso. Dichos dogmas y/o verdades absolutas se obtienen y contienen en los libros denominados como sagrados.

Mujer con velo blanco llamado shayla

Conocimiento social

Se le define así a aquel tipo de conocimiento que de manera particular, los niños, tiene en relación a las demás personas, partiendo de la visión subjetiva de las pretensiones, desarrollo de pensamientos y manifestación de emociones dentro de una serie de vínculos interpersonales.

Este se define dependiendo de cómo se comporte el individuo en relación a su entorno precisamente social.

Estudiante en escuela con uniforme

Conocimiento demostrativo

Este tipo de conocimiento tiene un objetivo metodológico claro y es el darle un valor científico demostrable al fenómeno u objeto de estudio de que se trate. Sea que se obtenga esa información a partir de la observación u otros recursos metodológicos de investigación.

Este se origina a partir de los planteamientos que realiza el sujeto que analiza un evento en particular a partir de su pensamiento, emitiendo primeramente suposiciones que se plantearán a manera de hipótesis para tratar mediante juicios pertinentes la validez o no del mismo siguiendo una línea de razonamiento.



Escribe un comentario en Tipos de conocimiento