Tipos de Discos Duros

Los discos duros, discos rígidos o discos fijos, son dispositivos de almacenamiento de datos (hardware), que poseen internamente (en ocasiones de manera externa), los equipos de computo. Son las unidades de almacenamiento interno de las computadoras, y en donde se aloja el sistema operativo de la misma.

Estas unidades de almacenamiento, están hechas dentro de una caja o coraza de aluminio herméticamente cerrada, que los protege del polvo y otros objetos extraños, siendo de aluminio por ser un material no magnético y por lo mismo no interfiere con su funcionamiento interno que se basa en campos magnéticos para el manejo de los datos binarios, realizados en los “platos”, que son las piezas en sí, en donde se “insertan” los datos mediante pequeñas descargas eléctricas, por medio de las cabezas de lectura-escritura, que a su vez son controladas mediante una tarjeta “controladora”, que es la parte que se comunica con el resto del hardware de una computadora.

Disco duro abierto

Disco duro abierto

Los discos duros, son piezas de precisión, que suelen tener un alto grado de fragilidad, en especial en cuanto a los movimientos bruscos cuando están encendidos (por el “roce” que se puede producir entre las cabezas lectoras-grabadoras y los “platos”) y las variaciones de voltaje, así como el sobrecalentamiento producido, por el uso continuado. Además de los discos duros internos, existen algunos que se conectan de manera externa, estos si bien son similares en cuanto a su funcionamiento, a las memorias flash o USB, se consideran dentro del grupo de los discos duros, entre otros factores, por la gran capacidad de almacenaje con que cuentan.

Los diversos tipos de discos duros, se pueden dividir por el tipo de interfaz que poseen, (IDE, SATA o SCSI), por la capacidad de almacenamiento, por la velocidad de traslado y guardado de datos, por el tamaño físico (discos de laptops o computadoras de escritorio) y por otros criterios de clasificación.

Disco duro

Disco duro

Principales tipos de discos duros (según su tipo de interface):

Discos IDE.- Se trata del tipo de interfaz para discos duros que más se ha extendido en cuanto a su uso cotidiano, (aunque en los últimos años ha sido sustituido por la interfaz “Zata”, que permite un mayor y más rápido intercambio de datos). Estos discos han dominado el mercado de los discos duros, desde finales de los años 80 hasta hace pocos años, siendo que la mayoría de las computadoras de escritorio venían de fábrica con discos de este tipo de interfaz. Las capacidades de almacenamiento de estos discos varían entre unos cuantos megas, 20, 30 o cien, en los discos de hace 20 años, y varios cientos de gigabytes de capacidad actualmente.

Discos Zata.- Esta interfaz es la que actualmente se está difundiendo más, por que poseen mayor capacidad y rapidez de traslado de datos. Dentro de este tipo, se cuentan varios subtipos, que han ido desarrollándose con el tiempo, obteniendo velocidades mayores para el traslado y guardado de los datos, así como una mayor capacidad de almacenamiento. Llegando desde discos de 10, 20, 40, y 80 Gb, hasta discos de 160, 300, 500, un terabit e incluso dos terabits de capacidad de almacenamiento, y velocidades de traslado y guardado de los datos, de 150 megabytes por segundo (Zata 1), 300 megabytes por segundo (Zata 2) y 600 megabytes de velocidad de transferencia de datos (Zata 3), existiendo tanto para servidores, computadoras de escritorio y laptops.

Discos SCOSI.- Son discos que se comenzaron a comercializar en la década de los años 80, y que se usaban principalmente en equipos Macintosh. Cuentan con una mayor taza de transferencia de datos que los IDE coetáneos, por lo que se utilizan comúnmente para uso de servidores o en lugares en donde se realizan trabajos de alto rendimiento, pero tienen el inconveniente de que desde un principio han tenido un alto costo económico, lo que los ha relegado de los mercados de la computación personal y de pequeñas empresas, limitándose a empresas en las que se realizan trabajos de alta gama de rendimiento (como empresas especializadas en computación, bancos, financieras, empresas de programación, entidades gubernamentales, etc. En donde se manejan grandes cantidades de datos continuamente. Existen diversas versiones de discos de esta interfaz, con mejoras en la transferencia y guardado de los datos. Estos discos utilizan un cable especial para conectarlo a la tarjeta controladora el “cable SCSI”.

Discos de estado sólido SSD o discos externos.- Estos no son propiamente discos, puesto que su funcionamiento es similar al que utilizan los dispositivos de memoria USB. Son menos “frágiles” en cuanto a los daños producidos por el movimiento, por lo que suelen usarse en laptops, además de esto, al no utilizar platos ni cabezas de grabado, estos “discos “, tienen una velocidad de guardado y transferencia de datos mucho mayor que los discos convencionales. Gracias a su resistencia al movimiento y a su practicidad de traslado, suelen usarse también como discos externos en equipos de escritorio.

Tipos de discos duros según su tamaño (físico):

Discos de tamaño convencional.- Los discos “convencionales” para computadoras de escritorio, tienen un tamaño (físico), preestablecido, que es mayor al de las computadoras tipo laptop.

Discos duros pequeños.- Son aquellos que cuentan con un tamaño reducido, hechos especialmente para su uso en computadoras portátiles (laptops).

Discos duros de gran tamaño.-Son los discos duros que primero salieron a la venta para su uso en equipos caseros, como por ejemplo las computadoras 2 86, teniendo un tamaño relativamente grande a comparación del estándar actual), pero con capacidades de almacenamiento que no sobrepasaban los 100 megas.



Escribe un comentario en Tipos de Discos Duros