Tipos de Empresas

Se entiende por empresa a una unidad económica y social integrada tanto por elementos materiales y técnicos (locales, herramientas, inmuebles, etc.) así como por los elementos humanos, está enfocada a cubrir las necesidades de bienes y servicios, mediante la producción, comercialización, o gestión de los bienes y servicios, entendiéndose esto dentro de una línea tendiente a obtener beneficios económicos, consecuencia de su participación durante el proceso de producción o adquisición de bienes y servicios por parte del usuario o cliente.

Tipos de Empresas

Tipos de Empresas

Tipos de empresas

Las empresas se clasifican según el campo en el que se desenvuelvan sus actividades, el tipo de actividad específica que desempeñen, la cantidad de propietarios que posean, su capacidad económica y comercial (entendiéndose también el área económica que abarquen), así como el pertenecer o no, al ámbito privado o gubernamental.

Tipos de empresas según
pertenezcan al ámbito privado o al gubernamental

Empresas gubernamentales o estatales. Son las empresas que pertenecen al estado o su administración está bajo el cuidado del estado, por lo común se trata de empresas que tienen que ver con un ámbito esencial o estratégico para el gobierno de un país, como por ejemplo empresas energéticas, industrias militares y otras como algunas entidades financieras.

Empresas privadas. En esta categoría entran la mayoría de las empresas, sin importar el ramo en el cual se desenvuelven, o su sistema interno de gobierno la administración, el capital y las ganancias de la misma, se enfocan en el ámbito privado teniendo injerencias estatales sólo en cuanto a lo tocante a las disposiciones legales correspondientes al país.

Tipos de empresas según la envergadura o
tamaño económico y comercial que posean

Mega empresas o multinacionales.- Son empresas que poseen bienes muebles, inmuebles y económicos, en dos o más países, generalmente con plantas de trabajadores especializados de gran tamaño (superiores a los 250 empleados), son empresas que por lo regular abarcan varios ramos de un sector, como el alimenticio, el informático, el de transporte, la fabricación de una gama o línea de productos relacionados, empresas de transporte, empresas financieras, etc., por ejemplo empresas energéticas que se especialicen en hidrocarburos y sus derivados, que por lo común poseen un mercado más extenso que el nacional, es decir, son internacionales. Estas empresas por lo común cuentan con asociaciones con otras empresas del sector, o absorben empresas de menor tamaño, del mismo sector o de un ramo relacionado a su campo de acción, con lo que adquieren el mercado que estas ocupaban. Su capacidad financiera es grande, por lo que se pueden permitir inversiones de envergadura, tanto internas (mejoramiento de las tecnologías, capacitación de los empleados, etc.), como las expansiones mencionadas anteriormente.

Las empresas son entidades económicas, comerciales e industriales.

Las empresas son entidades económicas, comerciales e industriales.

Empresas medianas.- Cuentan con una cantidad de trabajadores especializados que oscilan entre los 100 y los 250 empleados, abarcan un mercado nacional o local de importancia económica elevada, cuentan con poder de inversión tanto en equipamiento, como en la especialización y capacitación de los trabajadores, su producción o servicio si bien es extenso sólo llega al mercado nacional a diferencia de las anteriores que pueden abarcar más de un mercado.

Pequeñas empresas.- Por lo común cuentan con menos de 50 empleados, sus productos o servicios cubren una parte del mercado, ya sea un mercado regional o parte del nacional, pero no de manera completa. Su capital es escaso por lo que no suele haber grandes inversiones en maquinarias y tecnologías, y su producción está enfocada al abasto, mantenimiento y conservación de un mercado, más que a la expansión.

Micro empresa.- Se toman como micro empresas a aquellas unidades económicas (fábricas, comercios y otros negocios), que tienen un reducido capital, una plaza laboral menor a 10 empleados y los bienes o servicios que prestan no tienen una envergadura mayor a la local.

Los comercios en “pequeño”, son ejemplo de microempresas, que usualmente son de índole familiar.

Los comercios en “pequeño”, son ejemplo de micro empresas, que usualmente son de índole familiar.

Tipos de empresas según la cantidad y tipo de dueños que poseen

Empresas unipersonales.- Son las empresas que tienen como titular de la misma, a una sola persona y no a una sociedad, el titular de la empresa es el responsable de responder ante las obligaciones legales, fiscales y económicas de la empresa, así como también es el principal beneficiario de los bienes económicos y materiales de la misma.

Familiares.- Por lo común son empresas que inician moderadamente, con un jefe de familia como líder, suelen clasificarse en un principio de manera similar a las empresas personales, pero al ir creciendo al paso de los años, se transforman en empresas de sociedades.

Empresas de sociedad anónima.- Son las empresas que están constituidas de un capital social en un fondo común, el cual está dividido en acciones, mientras que la administración de la misma está a cargo de una dirección compuesta por miembros elegidos, cambiados o renovados por las juntas de accionistas.

Estas sociedades anónimas se dividen en dos, las sociedades anónimas abiertas y las sociedades anónimas cerradas. En las sociedades anónimas cerradas por lo común sus miembros definen sus estatutos de la manera que lo consideran conveniente, mientras que en las sociedades anónimas abiertas con frecuencia se tienen más de 500 accionistas y por lo menos la décima parte de su capital está adscrito a menos de 100 personas, y las acciones están sometidas a la ley del mercado de valores por lo que se ofertan públicamente.

Algunas empresas grandes cuentan con una mesa directiva que toma las decisiones importantes.

Algunas empresas grandes cuentan con una mesa directiva que toma las decisiones importantes.

Empresas de sociedad colectiva.- En este tipo de empresas se observa la característica de que en caso de existir alguna dificultad comercial o económica, los socios que la integran tienen el deber de responder además de con sus aportaciones de capital, también con sus bienes personales.

Empresa de sociedad limitada.- En las empresas de sociedad limitada los socios pueden administrar por derecho propio, pero generalmente se delega la administración de la empresa a un socio o a un tercero designado para ello. Los miembros de la sociedad son responsables económicamente de la empresa, conforme al monto de sus aportaciones o una suma superior, (si es que está estipulado en los estatutos de la sociedad), por lo que no corren el riesgo de pérdida total de sus bienes en caso de problemas en la empresa, pero sí tienen el deber de aportar su monto correspondiente en caso de deudas.

Empresas en sociedad en comandita.- Son aquellas en donde se encuentran dos clases de socios, por un lado los socios capitalistas que aportan precisamente el capital, y por la otra los socios gestores que son quienes se encargan de administrar y realizar la mayor parte del trabajo, aunque los socios capitalistas también pueden administrar conjuntamente con los gestores.

Tipos de empresas según el ramo al que se dediquen

Tipos de empresa del sector primario.- Son las empresas que tienen como su campo de acción las actividades primarias, tales como la ganadería, la agricultura, la pesca, la minería, las empresas petroleras (dedicadas a la extracción de petróleo y no las petroquímicas), es decir, su enfoque trata de actividades productivas primarias.

Empresas del sector secundario o de transformación.- En este campo entran las empresas que se dedican a transformar las materias primas en variedad de productos, tal es el caso de las industrias textiles, petroquímicas, siderúrgicas, constructoras, y empresas especializadas, como podrían ser las de electrodomésticos, automotrices, etc.

Empresas del sector terciario y de servicios.- Dentro de este tipo de empresas se incluyen las empresas comerciales, hoteleras, bancos y financieras, seguros, transportistas (aéreos, terrestres y navieras), que están enfocadas ya no solo a la producción de un determinado bien, sino que se enfocan en prestar un servicio personal, es decir, se enfocan en cierta medida al elemento humano como fin último de negocio.