Tipos de enlaces Químicos

Los enlaces químicos son las uniones que existen entre átomos o moléculas entre sí, para formar un compuesto estable. Un átomo individual tiene cierta capacidad de combinarse con otros átomos cediendo o absorbiendo uno, dos o más electrones de otro átomo. A esta capacidad de combinarse se le llama valencia. Un átomo puede tener valencia positiva, que significa que cede electrones, mientras que la valencia negativa indica que absorbe electrones. Lo mismo sucede con algunos compuestos químicos, que al disociarse adquieren una carga positiva o negativa.

Un átomo o compuesto cuya molécula individual que se encuentra libre y en capacidad para combinarse inmediatamente, se le llama ion. A los iones compuestos por un solo átomo, se les llama monoatómicos. Los compuestos por varios átomos o por moléculas, se les llama poliatómicos. Hay iones positivos con carga positiva, que se les llama cationes, y los que tienen carga negativa se les llama aniones.

Tipos de enlaces Qímicos

Tipos de enlaces Qímicos

Tipos de enlaces químicos

Enlaces químicos. Los átomos y los compuestos químicos se unen entre sí por medio de enlaces. Estos enlaces determinan la forma en que se comportan los compuestos según su naturaleza y las interacciones que tengan con su entorno. Hay tres tipos principales de enlaces químicos.

Los átomos y los compuestos químicos se unen entre sí por medio de enlaces

Los átomos y los compuestos químicos se unen entre sí por medio de enlaces

Enlaces iónicos.- Son los que se dan principalmente entre elementos no metálicos y algunos metaloides entre sí. Uno de los elementos es electropositivo (catión) y uno electronegativo (anión); a temperatura ambiente usualmente son sólidos, con un punto de fusión muy alto. Son solubles en agua, disociándose en sus iones componentes. Esto sucede, por ejemplo cuando se disuelve sal en agua, quedando disueltos en el líquido, cationes de sodio (Na+) y aniones de Cloro (Cl-). Al pasar una corriente eléctrica en esta solución, conduce la electricidad (electrólisis).

Enlaces covalentes.- Son los que se presentan principalmente entre átomos de un mismo elemento, donde el enlace está formado por pares de electrones, y éstos no se rompen y tiende a neutralizar eléctricamente a la molécula. A temperatura ambiente están en estado líquido o gaseoso. Este tipo de enlaces son muy comunes en los compuestos de carbono, determinando de qué tipo de hidrocarburo se está hablando. El carbono tiene valencia +4 y -4. Esto significa que puede ceder o recibir cuatro electrones. Cuando el enlace es monovalente, es decir, un solo par de electrones une dos átomos de carbono, hablamos de alcanos. Por ejemplo el Pentano: C5H12, en el cual las uniones entre los átomos de carbono tienen una sola unión covalente, es decir, la unión se realiza con un electrón de cada átomo de carbono. Cuando en la misma molécula de cinco átomos de carbono existe un doble enlace covalente, entonces es del tipo de hidrocarburos llamado alquenos, que se caracterizan por tener un enlace divalente. En este caso, se llamará penteno y la fórmula será C5H10, ya que el par de enlaces extra que existen en uno de los pares de átomos de carbono, ya no conectarán con átomos de hidrógeno, por lo que se reduce en dos el número de hidrógenos. Cuando existe un enlace trivalente, entonces se reducirá en dos el número de hidrógenos y en uno de los pares de carbonos habrá tres enlaces covalentes, es decir, una unión en la que se enlazan tres electrones de cada átomo de carbono. A estos hidrocarburos con enlaces trivalentes se les llama alquinos, y nuestro compuesto se llamará pentino, con fórmula c5h8.

Los enlaces covalentes se pueden dividir en enlaces polares y no polares

  • Enlace polar.- Se dan cuando la electro actividad de los compuestos que se unen es proporcionalmente diferente, y por lo mismo los electrones se mantienen cercanos al núcleo más electronegativo por más tiempo, es por ello que se les puede definir un polo positivo y uno negativo.
  • Enlace no polar.- Se refiere al tipo de enlaces en donde la electronegatividad de los componentes son proporcionalmente iguales, es decir, los electrones quedan relativamente cercanos a los dos núcleos de manera proporcional, quedando ambos extremos (polos) en igualdad de fuerza, entendiéndose que no hay un polo más fuerte.

Enlaces metálicos.- Son los que presentan entre sí los átomos de los metales. Se caracterizan porque los electrones, con carga negativa, forman una nube alrededor del núcleo, que tiene una carga positiva. Esta nube enlaza entre sí los átomos de los metales, y por este estado nebuloso, al pasar una corriente eléctrica, crean con facilidad un flujo de electrones, es decir, fácilmente conducen la electricidad. Son insolubles en el agua.