Tipos de Enzimas

Se les llama enzimas a las diversas moléculas proteicas que favorecen y aceleran varias reacciones químicas, siendo algunas vitales para el organismo y otras muy útiles para la industria, precisamente por su acción aceleradora de los procesos químicos.

Se trata de moléculas proteicas que poseen formas globulares y que se componen de varios aminoácidos, que intervienen en las reacciones químicas, tanto disminuyendo el gasto de energía que se necesitaría para una reacción química determinada, así como acelerando los procesos químicos.

Un ejemplo de enzima lo podemos observar con la Amilasa, que es una enzima presente en la saliva y que ayuda al sistema digestivo a la descomposición de los almidones en moléculas de azúcares más fáciles de absorber por el organismo, haciéndolo de una manera muy rápida, siendo que si se come por ejemplo pan, de inmediato esta enzima comienza convertir el almidón en azucares asimilables (por ello incluso cuando se come pan blanco suele tener un sabor ligeramente dulce, por la rapidez de la reacción de cambio químico del almidón hacia azúcares).

Existen enzimas de origen tanto animal como vegetal, estas están compuestas de varias partes que son: La apoenzima o sitio activo, que es la parte de la enzima que se une durante la reacción química con el sustrato. El cofactor, que son moléculas que pueden ser orgánicas o inorgánicas, y que son requeridas por la apoenzima para “ser activada”. El sitio activo, que es la parte de la enzima que se une al sustrato, durante el proceso de reacción química. el grupo prostético, que se compone de moléculas similares a las del cofactor, pero que se diferencian en que en este caso, el grupo prostético, se encuentra fuertemente unida a la apoenzima, y por último la holeoenzima, que es la propia enzima, conformada por el grupo prostético y el cofactor o en su caso formada por el cofactor y la apoenzima.

Se destaca que cada enzima es específica, es decir, cada una de las diferentes enzimas, funcionan con una determinada sustancia química y no con otras y que su acción catalizadora depende en gran medida, de la temperatura que se presente durante la reacción química (un ejemplo es lo que sucede con las enzimas de las levaduras en el pan o el vino, en donde el calor acelera la reacción bioquímica). También se debe de destacar, que las enzimas no sufren cambios durante los procesos de reacción bioquímica, siendo que luego de terminada la reacción, pueden continuar teniendo efectos catalizantesores sobre las sustancias específicas en las que ejercen influencia, es decir, siguen pudiendo reaccionar en sustratos del mismo tipo.

Los tipos de enzimas se clasifican en seis grupos:

  • TRANSFERASAS
  • HIDROLASAS
  • LIASAS
  • ISOMERASAS
  • OXIDORREDUCTASAS
  • LIGASAS

Las enzimas son producidas y utilizadas por los organismos vivos, para acelerar varios procesos químicos dentro de sus propios organismos, es decir, son aceleradores bioquímicos. Intervienen en los procesos de la alimentación mediando en los procesos de desdoblamiento y/o descomposición química de varias sustancias, a otras más simples y asimilables por el organismo, acelerando dichos procesos y reduciendo el gasto de energía que se necesitaría para realizar los mismos procesos sin su intervención.

Dentro de los organismos vivos, se encuentran cientos e incluso miles de enzimas (por ejemplo en el organismo humano), estas inciden en procesos bioquímicos en sustratos específicos, ejerciendo su acción catalizadora y acelerando las reacciones biológicas.

Son utilizadas en la industria para la aceleración de varios procesos químicos, y mejorar los procesos de elaboración, por ejemplo en la industria farmacéutica o en la alimentaria (es el caso de la industria vitivinícola y de la industria panadera), así como en otros procesos químicos. Para esto dichas enzimas son extraídas en laboratorio, de cultivos de bacterias, pudiendo de esta manera aislar suficientes enzimas para los requerimientos de la industria.

Los 6 grupos de tipos de enzimas:

Hidrolasas.- Estas influyen catalizando reacciones químicas que implican la ruptura hidrolica de algunos enlaces químicos. Si bien buena parte de estas enzimas se conocen con el nombre del sutrato seguido del subfilo “asa”, para su identificación, como por ejemplo la amilasa, algunas pueden tener otra terminación. Algunos ejemplos de enzimas de este tipo son la amilasa, la maltasa, las lipasas, las peptidasas, las pectinoesterasa, la fosfatasa, la ureasa la pepsina y la tripsina.

Oxidorreductasas.- Se trata de una enzima que actúa como precursor (catalizador), de los procesos de transferencia de electrones de la molécula y del reductor, a un oxidante y que utilizan nicotinamida adenina dinucleotido fosfato o en su caso nicotinamida adenina dinucleotido, como cofactores de la reacción.

Transferasas.- Se trata de aquellas que inciden en procesos bioquímicos catalizantes de grupos funcionales, de una molécula denominada como “donadora” a otra “aceptora”. Entre ellas se cuentan las glicositransferasas, sulfurotransferasas, sulfotransferasas, metiltransferasas y las fosfotransferasas, entre otras.

Ligasas.- Se trata de enzimas que catalizan moléculas grandes, fomentan la formación de enlaces entre el oxígeno, el carbono, el nitrógeno y el azufre entre otros elementos, obteniendo la energía de la hidrólisis del ATP. Algunas de estas enzimas son las sintetasas y las carboxilasas.

Liasas.- Actúan con efectos catalizadores en la ruptura de los enlaces químicos en los compuestos orgánicos, de manera distinta al proceso de oxidación, actúan añadiendo o eliminando elementos del agua. Para realizar el proceso de catálisis, necesitan de un único sustrato para de esta manera realizar la reacción química en un sentido, y en su caso, de dos sustratos, para realizar la reacción en un sentido inverso (es decir, reacciones “reversibles”). Algunas de ellas son las Aldolasas, Deshidratasas, Descarboxilasas, Hidratasas, Sintasas.

Isomerasa.- Se trata de aquellas que intervienen en los procesos de catálisis de un isómero de un compuesto en otro compuesto (con la misma fórmula molecular), es decir, actúan sobre compuestos isómeros que poseen una misma fórmula molecular, pero que difieren en cuanto a las características, como consecuencia de la configuración de las moléculas (sustancias que poseen los mismos elementos y cantidades pero con diferente organización molecular).

Algunos ejemplos de enzimas:

Lipasa.- Desdobla las sustancias grasas que se encuentran en el organismo, transformándolas en otras sustancias grasas de menor complejidad molecular, para que de esta manera puedan ser absorbidas y utilizadas por el organismo.

Amilasa.- La amilasa también llamada amilasa salival, es la encargada de la canalización de las cadenas carbonadas de los alimentos vegetales (almidones) y animales (glucógeno), desdoblándolos en sustancias más simples y asimilables por el organismo, como la glucosa y otros azúcares.

Pepsina.- Actúa en los procesos digestivos contribuyendo a la absorción de las proteínas mediante el desdoblamiento de estas.

Proteasa.- Esta rompe los enlaces peptídicos de las proteínas parabolizándolas, contribuyendo a su mejor uso por el organismo, permitiendo también su más rápida y mejor asimilación por parte de las células.

ESCRIBE UN COMENTARIO