Tipos de estrés

El estrés este un tipo de palabra hace alusión a un estado en específico en el que se encuentra un ser humano. Generalmente ese estado está estrechamente vinculado a la idea de agobio o angustia que le embarga a dicha persona. En ese sentido, la psicología se ha encargado de estudiar este tipo de fenómeno determinando cuáles son aquellos eventos o situaciones que disparan esas emociones.

Síntomas básicos del estrés

Una persona se ve envuelta en un estado de estrés recurrente cuando se enfrenta a una serie de alteraciones en el curso normal de su pensamiento, lo cual le lleva a tener serias dificultades para poder concentrarse en las tareas, además de que constantemente se somete ella misma a un estado de autocrítica continua lo que la hace incrementar sus niveles de estrés.

Esta situación le genera una serie de alteraciones en el control de sus emociones teniendo fuertes episodios de ansiedad, irritabilidad y miedo. Esto le producirá alteraciones importantes en el funcionamiento fisiológico en donde normalmente se presentan dolores estomacales, cuello y espalda.

También se ven afectados su sistema del habla y manifiesta recurrentemente una risa nerviosa cuando está frente a eventos estresantes. Incluso se ve orillada al consumir sustancias que le resultan nocivas a su salud.

Tipos de estrés

Estrés agudo

Es un tipo de estrés que en la actualidad es muy común. De hecho la mayoría de las personas lo padecen o han padecido. Es resultado de las constantes presiones a las que se ven sometidas por situaciones laborales, familiares o de cualquier otra índole que lo impulsa a superar retos de gran exigencia.

En algunas ocasiones y dependiendo de la capacidad de la persona, este tipo de estrés puede resultar un aliciente para vencer obstáculos. Aunque en otras ocasiones resulte ser muy agotador.

Síntomas de estrés agudo

Se manifiesta a través de una constante manifestación de enfermedades de tipo estomacal, presentando diarreas recurrentes, estreñimiento o irritabilidad. Presentan además altos niveles de agonía, malestar continuo y depresión recurrente.

Persona dormida sobre escritorio

Estrés agudo episódico

Es una modalidad de estrés que enfrentan algunas personas que normalmente llevan una vida desordenada lo que le da esa sensación de caos llevándola a un grado de estrés recurrente. Normalmente se muestra irritables, ansiosas, y llenas de energía en un estado de nerviosismo.

Mano saliendo de un montón de estados de cuenta

Estrés crónico

Es un tipo de estrés en el que los niveles de cansancio son agotadores. En ocasiones llega a generar anomalías en la mente de la persona que lo padece, el cual se presenta cuando la persona afectada siente que no tiene una salida ante un problema en específico. Eso hace que se disparen altos niveles de ansiedad. Normalmente padecen este tipo de estrés aquellas personas que en su infancia padecieron algún tipo de trauma que la afectó considerablemente.

Mujer con mucho dolor de cabeza

Eustrés

Se le nombra así al tipo de estrés que resulta ser bueno para la persona, generalmente se encuentra un nivel alto de energía que la persona puede optimizar y canalizar para su propio bienestar.

Mujer sonriendo vista desde abajo

Distrés

Caso contrario al anterior, este tipo de estrés es de naturaleza negativa. Por lo tanto es perjudicial para la propia salud de la persona que lo padece, afecta a nivel emocional y de salud física.

Persona gritando con mucho dolor

Hiperestrés

Se define así a los niveles de estrés que sobrepasan la media de lo que la persona es capaz de soportar. Este tipo de personas constantemente están abrumadas y se ven limitadas a responder a ciertas situaciones lo que las hace muy vulnerables a tener baja autoestima.

Persona tapando los oídos con dolor de cabeza

Hipoestrés

Se define así cuando una persona tiene bajo niveles de estrés lo que la hace llevadera en su vida cotidiana aunque manifiesta cierto nivel de aburrimiento sobre todo cuando se ve inmersa en una vida cotidiana.



Escribe un comentario en Tipos de estrés