Tipos de Frutas

Las frutas (o frutos), son los ovarios maduros de las plantas, que contienen las semillas de esta, generalmente rodeadas de una “carnosidad” nutrimental, (que suele ser pulposa), con la cual se ayudará en el posterior crecimiento de las futuras plantas. Estas por lo común son de sabores dulces, pero no siempre, lo que suele generar confusiones en donde se acostumbra designar como vegetales a diversas frutas, como por ejemplo los tomates (jitomates), las calabazas, las almendras o los aguacates, entre otras frutas de sabores habitualmente distintos a la idea ordinaria de lo que es una fruta.

Por lo que se denominan comúnmente como frutas a los frutos comestibles que se obtienen de las plantas, ya sean estas silvestres o cultivadas, siendo en su mayoría de sabor dulce y que se comen, ya sea de manera natural, cocida (en dulces), en jugos, o secas.

Se destaca que al concentrar las plantas gran parte de sus reservas alimenticias para el posterior crecimiento de las semillas que encierran las frutas, estas suelen contener grandes cantidades de sustancias alimenticias, tanto para la mencionada anteriormente nutrición y crecimiento de las semillas, como para que sean atractivas para ser comidas por animales y estos diseminen las semillas por medio de sus eses, razones por las que las frutas suelen contener grandes proporciones de azúcares, almidones, ácidos grasos y vitaminas.

Tazón con frutas

Una gran variedad de frutas son comestibles y de estas, una buena cantidad posee sabores dulces.

Las frutas se originan por el desarrollo de una parte de la flor llamada ovario. Estas pueden provenir de una sola flor o de varias, dando lugar, en este último caso, a las denominadas infrutescencias.

Tipos de frutas según su división botánica:

Frutas infrutescencias.- Son frutas denominadas infrutescencias, que provienen de varias flores, que dan como resultado el desarrollo de un ismo fruto.

Ejemplos de estas frutas son: La granada, la mora, la piña, la chirimoya y el higo.

Frutas que provienen de una sola flor.- Estos son frutos que provienen de una sola flor y están formados exclusivamente por los carpelos de esta. Se dividen en dos grupos, aquellos en los que dentro de su formación han entrado órganos o elementos ajenos al propio ovario, lo que da lugar a frutos complejos, denominados pomo y pepónide y los simples, formados únicamente a partir del ovario.

Frutas de pepita o pomo.- Son frutas que se originan en un receptáculo o recipiente que se van engrosando durante el crecimiento, quedando las semillas alojadas en el interior. Son ejemplo el membrillo, la manzana, la pera y el níspero.

Frutas del tipo pepónide.- Las frutas del tipo pepónide son frutas que contienen una pulpa regularmente fibrosa y numerosas semillas de forma aplanada. Varias de estas frutas suelen crecer hasta alcanzar tamaños grandes pesando varios kilos. Es el caso de las calabazas que pueden llegar a pesar varios kilos. Son ejemplo de estas frutas el melón, la calabaza, el pepino, la sandía y el chilacayote.

Dentro de las frutas provenientes de una sola flor o simples, por estar formados únicamente a partir del ovario, se pueden dividir  en secas o en carnosas. Por ejemplo:

Las nueces, piñones, cacahuates, almendras, y pistaches entre las frutas secas, y las uvas, los kiwis, naranjas, mangos y jitomates entre las frutas carnosas.

Tipos de frutas según su proceso de maduración:

Frutas climatéricas.- Son las que experimentan un proceso rápido de maduración, consecuencia de las condiciones climatológicas que les rodean, lo que es acompañado de cambios de color y tonalidad, textura y sabor.

Frutas no climatéricas.- Son a aquellas que poseen un proceso lento de maduración y los cambios en las tonalidades y sabor no son tan evidentes a comparación de las frutas climatéricas. Así también los cambios en el clima no influyen tanto en la aceleración del proceso de maduración.

Tipos de frutas según otros criterios de clasificación:

Frutas jugosas o de pulpa suave.- Se trata de las frutas que tienen una estructura pulposa de consistencia suave, poco fibrosas y con abundantes líquidos. Son generalmente muy dulces, como las uvas, naranjas, cerezas, pitayas, tunas, papayas, plátanos, y sandías. También se cuentan entre este tipo, las frutas como el aguacate, y el jitomate (que suelen considerarse comúnmente entre las frutas y legumbres).

Frutos jugosos

Frutas jugosas.

Frutas o frutos de consistencia seca o fibrosa.- Son aquellas que poseen una consistencia poco jugosa, siendo común que existan grandes niveles de grasas o aceites, en su estructura, así como otros elementos. Es el caso de las nueces, piñones, cacahuates, y pistaches, así como los chícharos, y las calabazas en su estado maduro, mismos que también suelen confundirse entre los vegetales.

Frutas de hueso.- Son aquellas que en su interior guardan una o dos semillas por lo común, que son de gran tamaño y dureza. A estas semillas se les denomina como hueso. Se encuentran alojadas en el centro de la fruta, envueltas con la pulpa. Es el caso de frutas como el durazno, el albaricoque, el aguacate y el mamey.

Citar en formato APA: ( A. 2014, 11. Tipos de Frutas. Revista ARQHYS.com. Obtenido

ESCRIBE UN COMENTARIO