Tipos de gerentes

Dentro del gremio profesional, se le conoce y designa como “gerente” a una persona que de acuerdo a su perfil de estudios y sus capacidades, resulta ser altamente calificado para desempeñar una serie de actividades dentro de una organización pública o privada, según lo estipule el propio manual de procedimientos y organigrama.

Dentro de las actividades que debe ser capaz de llevar a cabo con buenos resultados está el poder supervisar las tareas que se ejecutan para poder alcanzar los objetivos de la organización a corto, mediano y largo plazo. Además debe planificar acciones estratégicas que ayuden a la organización a crecer internamente para darle solidez al grupo de trabajo.

Deberá también controlar y vigilar las actividades que se realizan cotidianamente en la organización y para ello debe apoyarse en sus subalternos para que en las reuniones periódicas y/o extraordinarias analicen algunas situaciones que consideren debe de mejorarse. Por último, deberá ser un líder que sepa dirigir proactivamente la organización para alcanzar las metas planteadas.

Algunos rasgos importantes con los que debe de contar un gerente son los que a continuación se van a presentar: evidentemente debe contar con un liderazgo genuino para poder manejar el recurso más importante de una organización como lo es el recurso humano. Si logra proyectar su liderazgo podrá hacer que el resto de los empleados seguirán las órdenes positivamente.

Otro aspecto importante tiene que ver con la capacidad de ser competitivo tanto interna como externamente. Es decir, debe tener un espíritu competitivo hacia su persona teniendo siempre en mente que debe de mejorar continuamente en sus conocimientos, habilidades, capacidades y talentos con los que cuenta. Y hacia afuera, deberá ser capaz de inspirar la competencia sana entre los empleados.

Hablando precisamente de las habilidades a mejorar, uno de los más importantes sin duda es el de desarrollar una apertura hacia la crítica constructiva tanto de manera personal como colectiva. Esto le permitirá detectar los puntos a mejorar dentro de su gestión. Al mismo tiempo podrá desarrollar un sentido de justicia ante las tomas de decisiones.

Dentro de las habilidades a mejorar continuamente está el de desarrollar una capacidad cognitiva para aprender y analizar rápidamente y con eficacia los datos e información que constantemente recibe para priorizar aquellos asuntos que impactan más en el comportamiento de la organización y al mismo tiempo, mejora el funcionamiento.

La capacidad de dirigir a la organización debe basarse en el respeto a la dignidad de las personas y tener constantemente motivada a los miembros de la organización para que hagan sus actividades laborales de la mejor manera, esto evidentemente ayudará al mejor funcionamiento de la propia organización. Esta es sin duda, una de las actividades más importantes que debe realizar el gerente.

Como se puede observar, el puesto de la gerencia es de gran importancia y deberá ser capaz la persona que ocupe el puesto de dar resultados a corto, mediano y largo plazo; más en estos tiempos en que la competitividad es demasiado intensa en el mundo de las empresas. A propósito, existen diversos tipos de gerentes, los cuales se revisan a continuación.

Tipos de gerentes

Alta gerencia

Son los encargados de administrar la organización de manera total. Por el puesto que ocupan tienen la obligación de tomar las decisiones importantes que le incumben a la organización desde el punto de vista estratégico, táctico y operativo. Es un puesto que por su naturaleza, tiene una gran responsabilidad y como tal, debe de actuar la persona que tenga ese cargo.

En algunas partes suele llamárseles “gerentes estratégicos”, precisamente porque esa es su responsabilidad principal. En otras palabras, estas personas resultan ser los ejecutivos quienes tienen el compromiso de desarrollar planes a largo plazo para la organización con la finalidad de crecer en todos los aspectos dentro de la competencia.

Personas cargando una flecha de color azul

Gerentes funcionales

Se les denomina así a aquellos gerentes que se dedican exclusivamente al manejo de un área determinada dentro de una estructura organizacional como lo son los departamentos, estos suelen ser generalmente los siguientes: producción, mercadotecnia, finanzas, recursos humanos, comercio, ventas. Cada uno de los gerentes funcionales deberá de estar comunicados entre sí.

Entre sus tareas principales está la de poder dirigir de manera eficiente a los empleados de su sector, así como coordinar de manera eficaz todas las actividades que se desarrollan dentro de su departamento. Con esto se podrá alcanzar los objetivos asignados a dicha área que junto con el resto de la organización operarán de manera coordinada y darán los resultados esperados.

Cuartos de hotel vistos desde afuera

Gerentes generales

Básicamente tienen la responsabilidad de realizar de manera adecuada la administración de los recursos humanos, financieros y de operación; de una organización en general. Son los que se encargan y son cabeza de una empresa. Por tal motivo, es responsable directo de los resultados que se obtengan en la organización.

Al igual que todos los tipos de gerentes, tiene la responsabilidad directa de realizar bien acciones de planeación, dirección, organización y control de las actividades que le competen a la organización desde todos los ámbitos. La finalidad última es la de poder alcanzar las metas planteadas en el inicio de las operaciones y en caso de que no se están alcanzando analizar y corregir lo necesario.

Hombre de traje en fondo de euros

Gerentes medios

Tienen la responsabilidad inmediata de administrar y supervisar las actividades que le han sido asignadas por el gerente de primera línea según corresponda en su departamento. Están íntimamente relacionados con el monitoreo constante para que todos los empleados actúen de acuerdo a las políticas de la propia organización.

En algunas organizaciones se les conoce como gerentes de departamento, por eso es que tienen la obligación expresa de administrar, organizar, planear, dirigir, controlar y evaluar; las actividades y operaciones relacionadas con su departamento de tal manera que aporte beneficios a la empresa de acuerdo a los objetivos y metas asignados.

Icono de mujer analizando rendimientos

Gerentes de primera línea

Se les denomina así a aquellos gerentes que dentro de una organización, tienen la responsabilidad de actuar como “supervisores” de los jefes inmediatos subalternos a su departamento. Los casos más conocidos son los supervisores de área, jefes de producción, jefes de recursos humanos, jefes de ventas, jefes de contabilidad y finanzas; entre otros.

En algunas partes y/u organizaciones se les conoce como “gerentes operativos”.  Y es así porque su actividad principal es la de supervisar precisamente las operaciones asignadas en su área o departamento. Por esta obligación que tienen es que generalmente están relacionados de manera directa y constante con los empleados de la organización.



Escribe un comentario en Tipos de gerentes