Tipos de Obesidad

Llamamos obesidad a la enfermedad crónica consistente en la excesiva acumulación de grasa corporal, que acarrea diversas afecciones y riesgos para la salud y la vida.

La obesidad en sí es la sobre acumulación de grasas en el cuerpo, en donde existe un aumento de triglicéridos y otros lípidos en las células grasas, mismas que aumentan de tamaño hipertrofiándose, así como también multiplicándose este tipo de células, transformándose los pre-adipocitos en adipocitos, pero de forma desmedida, tanto por causas hormonales, como por el aumento de la ingesta de alimentos grasos y la falta de actividad física, engrosando el tejido graso de partes del cuerpo como abdomen, glúteos, piernas, brazos y demás con tejido adiposo.

Grados de obesidad:

Se suele clasificar por medio del índice de masa corporal de la siguiente manera:

  • Grado 0.- Peso normal (índice de masa corporal de entre 20 y 24).
  • Grado 1.- Sobrepeso (índice de masa corporal entre 25 y 29).
  • Grado 2.- Obesidad (índice de masa corporal entre 30 7 39).
  • Grado 3.- Obesidad mórbida (índice de masa corporal superior a 40).

Si bien la grasa corporal es necesaria en el organismo en ciertas cantidades, cuando este sobre pasa un límite de esta la consideramos obesidad, siendo entonces que esta condición es un factor de riesgo que incrementa otros padecimientos, tales como diabetes, enfermedades cardiacas y articulares entre otras. Es el caso por ejemplo del aumento de las grasas en sangre en especial del colesterol, que producen taponaduras que se traducen en trombos arteriales, insuficiencias y ataques cardiacos, así como afectaciones emocionales consecuencia de la deformación insana de la estética corporal.

Mujer obesa.

La obesidad es la sobre acumulación de grasas en el organismo.

Tipos de obesidad según las zonas predominantes de acumulación de grasa:

Obesidad Abdominal o en forma de manzana

Es aquella en donde la grasa se acumula principalmente en la zona del abdomen, tórax, la cara. Parte glútea y espalda, dando a la persona una prominencia esférica similar a la forma de una manzana, es la distribución más común en los hombres, y suele ser la más peligrosa, toda vez que la grasa se acumula en zonas en donde son afectados la mayoría de los órganos internos. Generalmente esta configuración de las células grasas, se da en los hombres por influencia de las hormonas masculinas (andrógenos), mientras que en las mujeres suele tomar otras configuraciones.

Obesidad Periférica o en forma de pera

Es la configuración de la grasa corporal que se da principalmente en las mujeres, dándoles una apariencia similar a la de una pera. Esta configuración de los cúmulos de grasa se da por influencia de las hormonas femeninas, acumulándose la grasa principalmente en la cadera, glúteos, y muslos. Suele relacionarse a otros padecimientos como artrosis de rodillas, varices, e hinchazón de pies. Es propia del cuerpo femenino acumulándose las grasas como reserva alimenticias especialmente para los periodos del embarazo y la lactancia, en zonas glúteas, muslos y demás, pero de manera excesiva (obesidad).

Obesidad Homogénea

Hablamos de aquella gordura en donde la grasa se distribuye en el cuerpo de manera homogénea, es decir, que la grasa no se acumula en una zona corporal en particular, y sin que se pierda la “estética” y armonía del cuerpo, a pesar de la excesiva cantidad de masa corporal.

Mujeres con exceso de grasa

La obesidad es un grave problema de salud.

Principales tipos de obesidad:

Obesidad Genética

Se habla de obesidad genética, al referirse a los factores hereditarios de predisposición, a acumular reservas alimenticias para el organismo en forma de grasas. Si bien en sí la genética determina predisposiciones a formar cuerpos con mayor índice de masa corporal, la corpulencia en estos casos se puede evitar teniendo actividad física regular evitando el sedentarismo y una dieta sana baja en grasas saturadas.

Obesidad Infantil

La obesidad infantil es aquella que afecta a personas menores, en especial refiriéndose a niños menores a los 12 años, pudiendo ser causada por desórdenes hormonales, así como por los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo excesivo, principalmente por causas como actividades sedentarias como el jugar videojuegos y ver televisión en vez de realizar actividades físicas propias de esta edad como los juegos infantiles, los juegos predeportivos y la práctica de deportes, aunado a la extensa costumbre de ingerir alimentos chatarra, tales como hamburguesas, hot dogs, pizas, papas fritas, sodas y refrescos embotellados, y otros alimentos con un alto contenido calórico (principalmente grasas), esto especialmente en países desarrollados, en donde el acceso a estos alimentos chatarra y el sedentarismo están más difundidos.

Obesidad Mórbida

La obesidad mórbida o grave, es aquella obesidad excesiva con la que cuentan varias personas con un índice de masa corporal de 40 o mayor, es decir, con índices de grasa y masa corporal tan elevados que quedan incapacitados físicamente. Esta suele tener dos causas principales, la ingesta desmedida de alimentos con alto nivel calórico (principalmente grasas saturadas), aunada al sedentarismo, así también los trastornos hormonales asociados a padecimientos de la tiroides.

Obesidad por defecto termogénico

Este particular tipo de obesidad, se da como consecuencia de que existen deficiencias en el organismo para la quema de las calorías de una forma eficiente, por lo que estas calorías se acumula en forma de las naturales reservas de grasa en el organismo produciendo la gordura.

Obesidad Nerviosa

Denominamos así a aquella resultante de otras enfermedades, principalmente de trastornos nerviosos-obsesivos compulsivos, es decir, que son consecuencia de trastornos psicopatológicos, en donde se alteran tanto los mecanismos de saciedad tras comer, así como aquellos en donde la ingesta desmedida de alimentos se utiliza como una vía de escape de las presiones cotidianas y el estrés.

Obesidad por medicamentos

Algunos fármacos cuentan entre sus efectos con la acumulación de grasa, esto es especialmente en fármacos como los cortico esteroides (hormonas), y varios medicamentos antidepresivos.

Obesidad Cromosomática

Se le denomina de esta manera a aquella obesidad asociada a padecimientos cromosomáticos tales como el síndrome de Down, el síndrome de Turner y otras afecciones cromosómicas.

Obesidad por afecciones endócrinas

Hablamos de obesidad consecuencia de afecciones endocrinas al referirnos a aquella adiposidad que se sucede por desórdenes hormonales como aquellos producidos por mal funcionamiento de la glándula tiroides. Es el caso del hipotiroidismo y del hipercorticismo que tienen como consecuencia un aumento de la grasa y por ende de la masa corporal, llegando a la obesidad mórbida con extrema facilidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO