Tipos de Personajes

Se entiende como personaje a los diversos seres (que bien pueden ser seres humanos, animales o de otra índole), ya sea reales o producto de la imaginación, que se encuentran en una obra artística (obras literarias, de teatro, películas, musicales, etc.). Se trata de construcciones nacidas de la mente humana, que por medio del lenguaje hablado o escrito, así como de las imágenes, desarrollan y forman parte de una trama, realizando diversas acciones.

Estos pueden existir, tanto en obras literarias, películas, obras teatrales, así como en objetos como pinturas o esculturas, (un ejemplo serían los diversos personajes plasmados dentro de una pintura, los personajes de la trama de una obra de teatro o novela escrita, y también los diversos personajes que suelen incluirse en canciones).

Máscara de teatro en el suelo

La palabra personaje se deriva de la palabra persona, que su vez es derivación de un vocablo griego que aludía a las máscaras utilizadas por los actores, para representar diversos sentimientos y acciones.

Los diversos tipos de personajes se pueden clasificar por la importancia o relevancia que tengan dentro de una historia, por ser esporádicos u ocasionales (en programas televisivos por ejemplo), por tener diversos cambios durante la trama, etc.

Tipos de personajes según su importancia en la trama:

Personajes principales o protagónicos.- Son aquellos en los que se centra la trama u obra, es el personaje principal de una obra escrita, teatral, película, u obra pictórica. Por ejemplo en la pintura de la última cena de Leonardo da vinci, el personaje central de la obra es Jesús de Nazaret, quien es el foco de atención en dicha obra pictórica.

En obras literarias, es el protagonista que posee la preponderancia dentro de la obra. Se trata de los personajes que acaparan la atención de la obra de arte, estando presentes en toda la obra o en su mayor parte, siendo que en ellos hay una mayor profusión en cuanto al detalle, dándoles atributos como bondad, fuerza, valentía, arrogancia, etc.

La historia gira en torno a ellos y estos sufren los diversos acontecimientos de la trama captando la atención del espectador o lector, como la pieza más sobresaliente dentro de una trama. Se contrapone frecuentemente a un antagonista o a enfrentar las diversas vicisitudes de la trama, así como suele ser el centro de atención de las narraciones y la figura central en las obras pictóricas.

Personaje secundario.- Su importancia en una trama es menor que la de los protagonistas, sin embargo en diversos momentos toman relevancia sus acciones, dichos e intervenciones, ayudando a la coherencia de la trama y su desarrollo. Su entrada o salida de la trama, así como sus acciones complementan la de los personajes principales.

Personajes incidentales o episódicos.- Son aquellos que suelen aparecer en la trama, para un fin específico y solo de manera incidental, es decir, para una o pocas ocasiones, ya sea para realizar una intervención breve, resaltar u observar una situación, hacer una pregunta, realizar observaciones e incluso simplemente para comentar una situación en particular.

En el ámbito de las series televisivas o radiofónicas, suelen ser personajes pasajeros que tienen una cierta importancia en la trama, pero dicha importancia se limita únicamente a la aparición episódica referente al programa o programas en específico, donde este personaje “salga a escena”, es el caso de personajes que usualmente son interpretados (en programas televisivos), por “actores invitados”, para su interpretación.

Payasos en obra

Algunos de los principales personajes (como los cómicos), pertenecen a los clichés o personajes estereotipados.

Principales tipos de personajes:

Personajes centrales.- En el arte pictórico y escultórico, suelen representarse diversos personajes, cuya importancia varía dependiendo de la obra en cuestión. Un ejemplo de personaje central en este tipo de obra artística, son los cuadros de Delacroix (la libertad), en donde la libertad es el centro y se encuentra rodeada de quienes luchan por la obtención de libertad, y forman los personajes secundarios de la obra. Otro ejemplo puede ser “la flagelación de cristo”, de Carabagio, en donde Jesús de Nazaret, es el personaje central de la pintura, sobre los demás personajes de la misma.

Personajes circulares.- Son aquellos cuya personalidad posee muchas características, presentan una gran complejidad y dan una sensación de realismo, siendo más “creíbles”, precisamente por la prolijidad de caracteres de que están compuestos. Este tipo de personaje es el que posee los protagonismos en las obras artísticas, como por ejemplo en las novelas, en donde se describen sus características con una minuciosidad detallista, para que el lector tenga una idea de quién es y como son.

Otros personajes que también cuentan con gran prolijidad de características, pero no al nivel de los principales, suelen aparecer en ciertas etapas, obteniendo una “atención” pasajera dentro de la trama.

Personajes lineales.- Son aquellos cuyos rasgos son simples y en ocasiones poseen pocos rasgos, como la personalidad, y las descripciones de quienes son y que hacen en la historia son reducidas, especialmente comparativamente a los personajes principales, en donde se aprecian profusión de detalles en los mismos.

Se destaca que en ocasiones durante el desarrollo de una trama y/o como consecuencia del interés del público en un personaje lineal, (por ejemplo en series televisivas, series de películas o de libros), el personaje lineal va adquiriendo mayor trascendencia, detallándose más su personalidad y atributos.

Personaje portavoz.- Son aquellos en los que recae la narración de los hechos y trama de una obra (por ejemplo literaria), pudiendo ser el protagonista, un personaje secundario o un narrador que no tenga participación directa en las acciones, pero que está incluido precisamente en la narración de los hechos. Es el tipo de personaje que suele haber en cuentos y novelas, donde quien hace la narración es el personaje que “da voz”, a los acontecimientos.

Personajes dinámicos.- Estos presentan características y conductas en un cierto sentido al iniciarse la trama, pero van evolucionando conforme se avanza en el desarrollo de la historia. La transformación puede ser de varios tipos, positiva, negativa y matizada, dependiendo tanto de la trama o como de los caracteres propios del personaje, pudiendo evolucionar hacia cambios inesperados para el lector u espectador, dando incluso vuelcos completos a la historia, haciendo que la trama atraiga mayor interés.

Personajes estáticos.- Son aquellos que se mantienen adentro de una sola línea “estática”, es decir, no sufren cambios grandes y se quedan estancos dentro de su “papel” en la trama. De la misma manera en que inician, continúan durante la trama hasta el final, sin dar “giros”, como en el caso de los personajes dinámicos.

Personaje estereotipo o cliché.- Son aquellos que suelen ser predecibles en el comportamiento que poseen en la trama, así como en las posiciones que suelen tomar dentro de esta. Se trata de personajes cuyos atributos, presentan un factor predecible muy alto, por parte del lector (o espectador), siendo común que sean los clásicos personajes, de héroe, villano, ladrón, avaro, victima, abusivo, embustero, simplón, cómico, borracho, etc., es decir, personajes que se adaptan a las imágenes preconcebidas por el público y cuyas acciones suelen predecirse.

Personajes arquetipos.- Son aquellos que representan un defecto o virtud idealizada, tal es el caso de austeridad, moralidad, honestidad, maldad, etc., elevados a un extremo en ocasiones fuera de la realidad. Es el caso por ejemplo de los “villanos” de cuentos quienes suelen “poseer” solo maldad.



Escribe un comentario en Tipos de Personajes

  1. lucero, comentó hace 1 semana:

    Gracias esta super padre.

  2. Valentina, comentó hace 1 mes:

    Necesito buscar o inventar personajes para hacer una leyenda