Tipos de Piel

Se le llama piel al órgano del cuerpo que actúa como barrera entre nuestro organismo y el medio ambiente, aislando nuestro organismo del medio y protegiéndolo de agentes patógenos y climáticos, etc., así como también es el órgano y parte del cuerpo por la cual nuestro organismo interacciona más con el medio, siendo el órgano con el que nuestro cuerpo se comunica con el entorno y forma el sistema integumentario, que es el sistema orgánico que protege y recubre la totalidad o casi totalidad de los demás órganos y sistemas, siendo entonces el órgano más extenso del cuerpo humano.

Piel humana

La piel es el órganos más extenso del cuerpo humano, esta envuelve al organismo protegiéndolo del medio ambiente y al mismo tiempo lo pone en contacto con él.

Capas de la piel:

El órgano cutáneo está conformado por diversas capas que se diferencian tanto en su estructura como en sus funciones, estas son:

Epidermis.- Que es la capa más externa de la piel que se encuentra expuesta como frontera entre nosotros y el medio ambiente, está formada por el tejido epitelial y en su parte más expuesta al medio se acumulan habitualmente las células muertas de la misma piel, mismas que brindan una protección extra contra los agentes ambientales. Suele ser impermeable hasta cierta capacidad, y en esta capa desembocan conductos como los de las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas, que como en el caso de las glándulas sudoríparas ayudan a que nuestra piel regule la temperatura del cuerpo entre otras funciones del tejido cutáneo.

Dermis.- Es la capa intermedia de nuestra piel en donde se alojan las glándulas sudoríparas, parte de las terminales nerviosas, y algunos vasos sanguíneos (capilares), se forma principalmente de tejido conjuntivo.

Hipodermis.- Se trata de la capa más interior de nuestra piel, en ella podemos encontrar los vasos sanguíneos que nutren a la piel y al pelo, en esta sección de la piel abundan proteínas como el colágeno y otras que hacen de esta sección tejidos muy elásticos y flexibles. Esta sección de la piel nos ayuda a la conservación de la temperatura corporal, le permite flexibilidad y movilidad al conjunto de la piel, entre otras funciones.

piel de la mano

La piel de las palmas de las manos y pies, así como la de los labios, es más gruesa que el resto, teniendo además mayor cantidad de vasos sanguíneos y terminales nerviosas.

Principales tipos de piel:

Los principales tipos de piel se pueden agrupar partiendo de diversos criterios, como pueden ser la coloración, su cantidad de grasa, humedad, sequedad, o por ciertas zonas en las cuales se encuentra y por otros criterios.

Tipos de piel según sus características dérmicas:

Piel fina o blanda.- Dermatológicamente hablando se refiere a las porciones de piel que se localizan en zonas como los párpados y genitales. Esta es muy delgada o fina, es muy sensible ya que hay mayor densidad de terminaciones nerviosas, así como tienden a sangrar más fácilmente por estar más cerca de las zonas vasculares que por ahí atraviesan.

Piel gruesa.- Se trata del tipo de piel que podemos encontrar en los labios, las plantas de los pies y de las manos, su mayor grosor consiste en las capas epidérmicas, dérmicas e hipodérmicas. La piel de estas partes posee mayor sensibilidad gracias a que tiene un mayor índice de terminales nerviosas y vasos sanguíneos.

Piel normal.- Se le denomina así tanto en dermatología como en cosmética a aquellas pieles que presentan una textura compacta, preservan su elasticidad natural, están hidratadas sin resequedades y no presentan “defectos” tales como espinillas, granos, y deterioros producidos por el sol y otros factores ambientales. Esto es de manera independiente del tono del color de la piel que se posee el cual varía en relación directa a la proporción de melanina que se posee por herencia genética.

piel hidratada

La piel sana presenta textura firme, elasticidad, esta hidratada y al mismo tiempo posee impermeabilidad.

Tipos de piel según la cantidad de secreciones:

Esta categorización suele utilizarse tanto en dermatología como dentro del ámbito de la belleza, siendo que por lo general se habla de la piel del rostro dentro del entorno de la belleza, pero en realidad se incluye la piel de todo el cuerpo dentro de esta categorización.

Piel sana.- Se trata de la piel que presenta una textura compacta, se encuentra bien hidratada, es común en niños y personas jóvenes, poseen una buena elasticidad, secreciones grasas normales (no muy excesivas ni deficientes), y carecen de defectos como acné, y otras afecciones de la piel como manchas cutáneas. En este grupo se incluyen pieles de todas las tonalidades étnicas, no importando su coloración pigmentaria natural del grupo étnico al que se pertenezca. Suele presentarse “radiante”, sin brillos, sin resequedades, sin grasa excesiva y se nota hidratada. Al ser “pellizcada” vuelve rápidamente a su lugar y no se agrieta al moverse como la piel muy reseca.

Piel Seca.- Esta suele presentarse con apariencia de resequedad en ella suelen surgir arrugas fácilmente, se presenta de esta manera porque en ella hay una disfunción de las secreciones grasas naturales de las glándulas sebáceas que se encargan de lubricar y proteger la piel. Gracias a la carencia de dicha protección fácilmente son afectadas por factores ambientales como el sol, el viento y el frío lo que se traduce en resequedad, y piel áspera con facilidad para agrietarse, irritarse y arrugarse. Se presentan con coloraciones ligeramente mate independientemente de la coloración natural de la persona.

piel seca con arrugas

La piel seca carece de las secreciones normales de cebo cutáneo, lo que hace que esta tiende a agrietarse y envejecer con facilidad como efecto del tiempo y la exposición ambiental.

Piel Grasa.- Se trata de aquellas pieles que poseen una gran cantidad de grasa o cebo ya que las glándulas sebáceas producen esta sustancia de manera excesiva, haciendo que la piel se encuentre permanentemente grasa, lo que entre otras cosas suele producir la aparición frecuente de barros, espinillas y una apariencia brillosa excesivamente, así también suele coincidir que este tipo de piel la tengan personas que suden mucho. También gracias al exceso de grasa es más fácil que la piel se ensucie con el polvo acumulando mugre (restos de polvo y grasa cutánea), por lo que las personas con este tipo de piel deben limpiarse o lavarse con frecuencia por ello. Se destaca que este tipo de piel suele “envejecer” menos rápido, precisamente por la protección y lubricación que le presta el cebo natural en contra de los agentes ambientales, esto siempre y cuando se mantenga una salud, higienes, hidratación y nutrición adecuada.

Mixta.- Se trata de la piel que presenta características propias de los tipos graso y seca, (básicamente se habla de la piel del rostro dentro del campo de la dermatología y de la belleza), siendo que por lo general se presentan las zonas con exceso de secreción sebácea en lugares como la nariz, la frente en mentón, y en ocasiones cerca de las cienes, mientras que las características de la piel seca suelen presentarse en zonas como las mejillas o el cuello. Suele haber imperfecciones como granos (acné), puntos negros y espinillas en las zonas con alta incidencia de secreción sebácea, mientras que existen resequedades comunes en zonas como las mejillas.

piel envejecida

La piel seca se arruga con facilidad, así como se maltrata más fácilmente que una piel sana.

Sensible.- Si bien todos los tipos de piel cuentan con sensibilidad hacia los agentes ambientales, existen algunos tipos que presentan una mayor sensibilidad, por ejemplo a la luz solar, a cosméticos y químicos, a sustancias alérgicas, etc. Sensibilidad que se ve afectada de manera que aumenta con la edad y la exposición a agentes ambientales como sol, polvo, polución, el uso de cosméticos, una mala o deficiente alimentación, la ingesta de alcohol, el uso del tabaco, medicamentos, drogas, e incluso factores como el estrés y las presiones cotidianas influyen en la sensibilidad de la piel, en especial en la piel del rostro. Esto redunda en piel dolorosa, enrojecimientos, ardor, irritaciones y envejecimiento prematuro, es decir, la aparición prematura de arrugas.

Tipos de piel según sus condiciones:

Piel callosa.- La piel callosa es el resultado de continuas presiones, rozamientos y fricciones, que recibe la piel durante mucho tiempo y que producen que esta genere engrosamientos para cubrir y proteger los tejidos subcutáneos. Estas capas de piel insensible las hace nuestro cuerpo como protección para evitar el surgimiento de ampollas y evitar daños mayores, en las zonas del cuerpo que de manera constante son sometidas a las presiones y fricciones ya mencionadas. Es el caso por ejemplo de los cayos de los pies que surgen como consecuencia de la presión o fricción de los zapatos, así como en las manos que surgen en personas que trabajan duramente con ellas produciendo fricciones continuas ente la piel y las herramientas, como en el caso de herreros, labradores, remeros, picapedreros, etc.

Piel ampollosa.- Se trata en sí del resultado de un mecanismo de defensa que posee nuestro cuerpo para casos de lesiones como las producidas por fricciones frecuentes y quemaduras cutáneas, estas consisten en la elevación de la porción más externa de la piel sobre una zona lesionada en donde se alojan agua, liquido linfático, y otros fluidos del cuerpo, que ayudan a la reparación de los daños en los tejidos internos de la zona afectada cubierta por la ampolla. Esta piel que se eleva y ensancha (la ampolla propiamente), permite la protección de la herida así como mantiene un ambiente húmedo en la misma acelerando la curación, por ello es recomendable no romper la piel de las ampollas.

Tipos de piel según su coloración:

Albina.- Se trata de aquella que carece de coloración por faltar de melanina y por ello presenta un color blanco o rozado, por la ausencia del pigmento.

Blanca.- Se trata de aquella que presenta poca proporción de melanina, es común en personas caucásicas que se han adaptado durante milenios a las condiciones climáticas del norte de Eurasia.

Negra.- Se trata de la piel que contiene altas concentraciones de melanina para la protección más efectiva de la piel en contra de las radiaciones solares.

Roja.- Es una peculiar coloración rojiza que presentan algunas etnias como las “pieles rojas americanos” gracias a la proporción de melanina en la misma.

Azul.- Se trata de la coloración aparente que se da en personas de piel obscura, en donde la concentración de melanina es tan alta que suele dar esa apariencia, es el caso de aguas tribus africanas que parecieran tener piel de color azul marino-ocre.

Amarilla.- Se trata del resultado de una proporción de melanina mayor que la de los caucásicos pero inferior a la de los africanos que le da a la piel una apariencia ligeramente amarilla. Es común en personas asiáticas.

Café u ocre.- Es el tono de piel que poseen varios pueblos amerindios, es el resultado de una proporción de melanina un poco mayor que en las pieles de color “amarillo”, pero inferior a las pieles de color “negro”.



Escribe un comentario en Tipos de Piel