Tipos de Quemaduras

Se entiende por quemadura a aquellas lesiones en los tejidos (generalmente la piel y tejidos subcutáneos), por agentes diversos como el contacto directo con objetos calientes, la cercanía a objetos muy calientes, exposición a fríos extremos, exposición a corrientes eléctricas, contacto con algunos productos químicos, o exposición a radiaciones de diversos tipos (rayos X, rayos UV, rallos gamma y otras radiaciones. Se trata de lesiones que pueden variar en gravedad pudiendo ser leves o graves, midiéndose entonces en una escala dependiendo de su grado de gravedad y daños en los tejidos.

Las quemaduras se dividen en:

  • Quemaduras de 1°
  • Quemaduras de 2°
  • Quemaduras de 3°
  • Quemaduras de 4°

Tipos de quemaduras según el daño causado a los tejidos:

A las quemaduras de primer y segundo grado se les suele denominar como quemaduras menores. A las quemaduras de tercer y cuarto grado se les suele denominar como quemaduras mayores por el daño a los tejidos que conllevan.

Ampollas causadas por quemaduras.

Las quemaduras son lesiones que dañan la piel y otros tejidos, pueden producirse por contacto con calor, objetos o sustancias calientes, químicos, corrientes eléctricas, radiaciones o por el frío extremo.

Quemaduras de 1°.- Son lesiones relativamente leves que suelen afectar únicamente la primera capa de la piel, la dermis. Estas suelen surgir tras la exposición breve a fuentes de calor como es el caso de acercar la mano a una flama, tocar brevemente objetos muy calientes como ollas calientes, sartenes, planchas, etc. Suelen presentar enrojecimiento de la piel afectada, así como marcas visibles de quemadura en la parte más externa de la piel, pero sin afectar tejidos más internos. Estas suelen sanar rápidamente (entre días y semanas), permaneciendo solamente algo de dolor o sensibilidad temporal en la zona afectada.

Quemaduras de 2°.- Este tipo de quemadura se divide en dos categorías, las superficiales que solo afectan tanto la primera y segunda capas cutáneas y las profundas que afectan tejidos cutáneos medios, por lo que producen mayor dolor, así como ampollas, hinchazón y enrojecimiento de la piel. Así mismo se ven afectados varios órganos cutáneos como las glándulas secretoras del sudor y de la grasa corporal, la piel puede desprenderse como consecuencia de las ampollas o quedar carbonizada (las capas externas).

Quemaduras de 3°.- Este tipo de quemadura es mucho más peligrosa que las anteriores debido a la implicancia de tejidos más profundos de la piel como las capas grasas subcutáneas. Suelen ser producidas por el contacto con fuego, objetos muy calientes por tiempos más o menos prolongados, exposición a líquidos hirvientes, producidas por descargas eléctricas, o como resultado de explosiones entre otras causas. Presentan síntomas como dolor intenso, rupturas de la piel por el daño cutáneo causado, piel reseca con apariencias a cuero, hinchazón de la zona afectada, la formación de ampollas, necrosis de tejidos y una alta probabilidad de infecciones, principalmente por la exposición de los tejidos subcutáneos al medio ambiente.

Quemaduras de 4°.- Estas si bien son ocho más peligrosas que las anteriores, se categorizan en tres tipos que son las menores, moderadas y graves., dependiendo directamente de la proporción de superficie corporal que impliquen. En estas los tejidos son dañados en demasía llegando a afectar ya no solo la piel y las capas grasas, sino los músculos, órganos y huesos. Estas pueden producirse tanto por contacto con calor excesivo, objetos incandescentes, químicos, líquidos hirvientes, ácidos e incluso por el frío y la radiación, habiendo necrosis de tejidos. Por exponer diversos tejidos al ambiente estas pueden infectarse fácilmente, siendo además de los daños causados por la propia quemadura que esta condición es uno de los factores de riesgo que pueden llegar a producir la muerte o la pérdida de miembros.

Tipos de quemaduras según la fuente o agente que la produce:

Por contacto con objetos calientes.- Suelen ser de las más comunes y variar en cuanto al grado de lesión que producen, estas suceden cotidianamente por ejemplo al trabajar o al cocinar, al entrar en contacto directo con las llamas, sartenes, cacerolas, planchas, soldaduras y otros objetos calientes.

De sol.- Se trata de aquellas quemaduras que se producen tras la sobre exposición a las radiaciones solares que causan daños en los tejidos de la piel. Estos pueden ser leves o graves en distintos niveles dependiendo de la sensibilidad de la piel y de la exposición que se haya tenido.

Químicas.- Estas se producen tras entrar en contacto con sustancias químicas tales como productos de limpieza, industriales, desechos químicos, diversos ácidos, sosa y otros productos cáusticos.

Por radiación.- Se trata de aquellas quemaduras que son producidas por algún tipo de radiación, esta puede provenir de fuentes tales como rallos X, rallos Gama, y otro tipo de onda electromagnética provenientes de fuentes como minerales radioactivos, isótopos radiactivos médicos, armas radioactivas (armas nucleares propiamente, bombas sucias, artillería con uranio empobrecido, etc.).

Por frío.- Se trata de quemaduras que se causan por el frío cuando este llega a la congelación de los tejidos, produciendo desde daños en la piel y dolor/desensibilización de la zona afectada, ampollas, lesiones en nervios, tendones, músculos y huesos, así como el en gangrenado de las partes afectadas.

De aceite.- Se trata de quemaduras que pueden ser desde leves hasta muy graves pudiendo afectar tejidos como la piel produciendo ampollas muy dolorosas, o incluso tejidos más internos, tras el contacto con sustancias aceitosas y grasas muy calientes (hirvientes).

Por agua caliente.- Son aquellas que son causadas por entrar en contacto con agua caliente, café, sopa u otras sustancias acuosas a altas temperaturas.

Ácido.- Estas entran dentro de aquellas quemaduras que son causadas por sustancias químicas, se producen tras entrar en contacto con sustancias tales como destapa caños, ácidos de baterías, al trabajar en algunas empresas químicas en donde se usan ácidos, etc.

Por productos inflamables.- Se trata de aquellas que se producen tras entrar en contacto con sustancias en llamas altamente inflamables, mismas que suelen adherirse a la piel y por ello causar más daño en los tejidos. Algunos ejemplos de sustancias inflamables que producen quemaduras son: Gasolina, Alcohol, Solventes inflamables (tiner, acetona), Napalm, Fósforo blanco entre otros.

Quemaduras para tratar afecciones:

Quemaduras cauterizantes.- Cabe mencionar que la medicina también se vale de métodos como la cauterización para tratar heridas y en algunas operaciones, se trata de las quemaduras cauterizantes. Estas suelen ser aplicadas por ejemplo en heridas como método para evitar hemorragias cauterizando (quemando), los tejidos circundantes a la herida, así como por medio de rallo láser con el cual se cauterizan algunas saturaciones en operaciones de precisión por ejemplo en el tratamiento quirúrgico de algunos cánceres.

Primeros auxilios:

Primeros auxilios en quemaduras.- En general se debe de poner a la persona quemada inmediatamente a disposición de médicos quienes lo tratarán adecuadamente, pero en casos de quemaduras hay algunos primeros auxilios indicados que se deben realizar para minimizar el daño causado por la quemadura.

En quemaduras de primer grado por lo general basta con poner la parte afectada en agua abundante (bajo el chorro de agua de la llave o en una cubeta por ejemplo dependiendo de la disponibilidad).

En quemaduras que impliquen la destrucción de la piel y la afectación de otros tejidos, es decir, en quemaduras de 2°, 3° y 4° se debe de realizar también la aplicación de agua limpia en abundancia dejando correr el agua para evitar más daños y minimizar el dolor, retirar cualquier objeto cercano a la herida (ropa, relojes, joyas, etc.), limpiar la quemadura para evitar infecciones (a este respecto se menciona que no deben de reventarse las ampollas que se hallan formado puesto que estas protegen a los tejidos internos de infecciones), en caso necesario aplicar un antibiótico para evitar infecciones, en caso de no ser una quemadura grave aplicar un ungüento médico especial para tratamiento de quemaduras. En caso de quemaduras producidas por agentes químicos se lava la herida con abundante agua (dejando caer el chorro de agua en la herida), procurando con cuidado retirar el agente químico de las zonas afectadas y adyacentes.

Su tratamiento dependiendo del tipo y gravedad de la quemadura debe ser realizado por un médico calificado, los primeros auxilios son únicamente para tratar las lesiones en lo que se pone al paciente en disposición médica adecuada.

Citar en formato APA: ( A. 2016, 01. Tipos de Quemaduras. Revista ARQHYS.com. Obtenido

ESCRIBE UN COMENTARIO