Tipos de Dinosaurios

Los dinosaurios fueron varias especies de reptiles, pertenecientes al superorden de los vertebrados saurópsidos, (reptiles), que fueron la clase de animal predominante en el planeta, durante varios millones de años, dominando y proliferando durante los tiempos geológicos conocidos como Triásico, (245 a 208 millones de años), Jurásico (208 a 144 millones de años), y Cretáceo (144 a 64 millones de años), existiendo varias especies de estos animales, adaptadas a la vida terrestre, aérea y acuática, así como adaptadas a los diversos climas existentes en el planeta durante ese periodo tan extenso. Habitaron climas tales como climas tropicales húmedos, desérticos, e incluso (según investigaciones recientes), en lugares que tenían condiciones polares, (frías). Eran animales que tenían tamaños variados, desde unos pocos centímetros en algunas especies, hasta los varios metros y toneladas de peso, con diferentes adaptaciones morfológicas, como adaptaciones defensivas, como cornamentas o “armaduras” de piel gruesa, así como crecimientos óseos que ayudaban a disipar el calor o a conservarlo, como la “vela dorsal” del Dimetrodont, adaptaciones al medio acuático y adaptaciones diversas como la adaptación al vuelo y al medio ambiente local, o al tipo de alimentación que poseían, existiendo animales carnívoros- cazadores, carroñeros y herbívoros. Todos estos animales al pertenecer al grupo de los reptiles, poseían reproducción ovípara, eran de sangre fría y presentaban escamas en la piel.

Durante el triásico, jurásico y cretáceo, existieron varios tipos distintos de dinosaurios, siendo los animales que dominaron el planta durante esos periodos de millones de años.

Durante el triásico, jurásico y cretáceo, existieron varios tipos distintos de dinosaurios, siendo los animales que dominaron el planeta durante esos periodos de millones de años.

Tipos de dinosaurios

Los dinosaurios fueron animales de diversidad de especies y tamaños, que se pueden clasificar por diversos criterios, como los hábitos alimenticios, la forma de su físico, el medio al cual estuvieron adaptados (medios terrestres, acuáticos o “aéreos”), o por el periodo en el cual vivieron, entre otros criterios en los que se pueden clasificar los diversos tipos de dinosaurios.

Tipos de dinosaurios según la configuración que posee su cadera

Dinosaurios Saurischia o de cadera de ave.- En esta categoría se encuentran todos los dinosaurios que poseían una cadera de un tipo similar al que poseen actualmente las aves sus descendientes, pertenecen a este grupo Saurushia o Saurisquios, dinosaurios como el Arqueopterix (que poseía plumas) el Velociraptor, el Alosaurio, el Diplodocus, el Tiranosaurio, el Braquiosaurio y el Espinosaurio entre otras especies.

Dinosaurios Ornitrisquios o de cadera de lagarto.- Los dinosaurios Ornitrisquios o Saurosquios, fueron dinosaurios que poseían en su estructura ósea, una cadera similar a la de los lagartos actuales. Los dinosaurios de este tipo de cadera de lagarto, abundaron y fueron la especie dominante en el planeta, durante los periodos Triásico y jurásico, algunos ejemplos de dinosaurios con este tipo de cadera, son el Anquilosaurio, el Estegosaurio, el Triceratops, el Parasuolofus y el Iguanodonte.

Otra forma de clasificar a los dinosaurios es mediante sus hábitos alimenticios, habiendo existido dinosaurios carnívoros, herbívoros y omnívoros, existiendo animales más especializados como por ejemplo dinosaurios insectívoros de pequeño tamaño.

Tipos de dinosaurios según su alimentación

Dinosaurios carnívoros.- Fueron predadores que se alimentaban exclusivamente de carne de otros animales como otros dinosaurios, peces, insectos o huevos, es el caso de dinosaurios como el Tiranosaurio Rex, el Alosaurio, el Argentinosaurius, el Bahariasaurius, el Tarbosaurus Bataar, el Tarbosaurus, el Cascharodontosaurus, el Spinosaurus, el Gigantosaurus, el Albertosaurus, el Dilophosaurus, el Velociraptor y el Dromaeosaurus entre otros, que podían (dependiendo del tamaño de la especie), cazar y alimentarse incluso de dinosaurios de gran tamaño, ya sea cazando solos o en manadas. Los dinosaurios carnívoros habitaron en los continentes, océanos e incluso algunos cazaban desde el aire como el Pteranodón, que podía volar y cazar animales de pequeño tamaño.

Dinosaurios herbívoros.- Existieron entre los herbívoros igualmente animales de varios tamaños, que su alimentación era a base de plantas, como los helechos y otras plantas que abundaban en esa era geológica. Algunos de ellos fueron el Brontosaurus, el Diplodocus, el Estegosaurio, el Braquiosaurio, el Triceratops y el Gigantspinosaurus, entre otros muchos más. Varias especies de dinosaurios herbívoros eran migratorias, precisamente por la abundancia o carencia de alimentos según las estaciones.

Varias especies eran herbívoras

Varias especies eran herbívoras

Dinosaurios omnívoros.- Algunos dinosaurios se alimentaban tanto de hierbas y vegetales como de carne, es decir eran omnívoros, es el caso de dinosaurios como el Oviraptor, el Ornitomimo y el Gallimimo.

Dinosaurios carroñeros.- Se cree que varios de los dinosaurios cazadores también eran carroñeros oportunistas, es decir, se alimentaban de carroña si había la oportunidad, otros animales de menor tamaño, como los Chirostenotes y el Struthiomimus entre otros, se alimentaban también de los despojos que dejaban los grandes predadores o de animales que morían por vejez o enfermedad. De la misma manera, varias especies de “dinosaurios“ voladores, actuaban de forma similar a los buitres o zopilotes de la actualidad.

Los dinosaurios también pueden ser clasificados por las adaptaciones morfológicas que sufrió su cuerpo para desplazarse en dos patas o cuatro, así como por adaptaciones que les permitieron volar y nadar.

Dinosaurios cuadrúpedos.- Son aquellas especies que se adaptaron a la locomoción cuadrúpeda, es el caso del Diplodocus, el Amargasaurio, el Braquiosaurio, el Mamenquisaurio, el Coritosaurio, el Tuojiangosaurio, el Anquilosaurio, el Estegosaurio, el Triceratops y el Estiracosaurio.

Dinosaurios bípedos.- Los dinosaurios bípedos se adaptaron a la locomoción en dos patas equilibrándose con la cola, además de esto las patas delanteras tuvieron un reportamiento considerable, aunque la mayoría de ellos podía usar sus garras delanteras para agarrar presas o defenderse, también hubo algunas especies en las que las patas delanteras eran muy cortas, como es el caso del Tiranosaurio Rex.

Algunos ejemplos de dinosaurios con locomoción bípeda son el Alosaurio, el Ornitomimo, el Deinonicus, el Espinosaurio, el Paquicefalosaurio y el Tiranosaurio Rex.

En la actualidad los grandes dinosaurios se encuentran extintos, aunque existen reptiles de gran tamaño emparentados con ellos, como los cocodrilos y los dragones de comodo. (En la foto se puede observar un esqueleto de un dinosaurio bípedo, carnívoro y con cadera del tipo Saurischia o de ave).

En la actualidad los grandes dinosaurios se encuentran extintos, aunque existen reptiles de gran tamaño emparentados con ellos, como los cocodrilos y los dragones de comodo. (En la foto se puede observar un esqueleto de un dinosaurio bípedo, carnívoro y con cadera del tipo Saurischia o de ave).

Dinosaurios con alas o aéreos.- Se les suele denominar como dinosaurios voladores a los diversos reptiles que se adaptaron al desplazamiento aéreo, durante la época en la cual los reptiles de gran tamaño (dinosaurios), dominaron el planeta, sin embargo estos se clasifican como saurópsidos arcosaurios voladores o genéricamente Pterodactilos, no son dinosaurios sino reptiles adaptados al medio aéreo, que si bien presentan muchas características similares con los dinosaurios, no son considerados dentro de este grupo de reptiles, pero comúnmente se les identifica como dinosaurios. Existieron especies de diversos tamaños, habiendo algunos que podían tener el tamaño de un gorrión o de una paloma actuales, como es el caso del Microraptor, el Aurognathus, el Probetor o el Archaeopteryx, hasta algunos como el Pteranodón Ingens, el Criorhynchus o el Quetzalcoatlus, que poseían un gran tamaño, llegando medir nueve o hasta doce metros de largo.

Dinosaurios marinos.- Se les suele denominar como dinosaurios marinos a los diversos reptiles acuáticos de gran tamaño que existieron en los océanos durante los periodos jurásico, triásico y mesozoico. Estos reptiles acuáticos presentaban adaptaciones al medio acuático tan grandes que los esqueletos de algunos de ellos como los Ictiosaurios, los Pliosaurios o los Plesiosaurios, presentaban pocas similitudes a las de otros reptiles, teniendo variaciones tales como cabezas muy grandes así como las mandíbulas y cuellos cortos, (teniendo formas similares a las de los delfines y ballenas actuales, en algunos depredadores), así también existieron algunos como los Plesiosaurios, que tenían cuellos alargados, pero todos habían evolucionado a tener aletas en vez de patas.

ESCRIBE UN COMENTARIO